Cargando
  5 de Febrero de 2010

Bajo The Cavern Club, una caverna

Que no, que no es broma, no se trata de tomar el pelo a nadie. Lo que anuncia el titular es rigurosamente cierto. O, mejor, lo fue, porque se refiere al Cavern Club original. En sentido estricto, el actual es una recreación del antiguo, muy fiel, pero recreación al fin y al cabo. Sí, hubo una caverna bajo el viejo club de Mathew St.

Carné de miembro del Cavern Club, 1963En Pop Thing, hemos hablado en tantas ocasiones del club más legendario del mundo, que seguro que repetimos hoy algunos datos que ya fueron aportados antes (puedes utilizar nuestro buscador interno para comprobarlo). Sin embargo, el asunto de la caverna es algo nuevo. Y no porque se haya mantenido oculto, sino porque en su día pasó casi desapercibido (salvo para la prensa local de Liverpool) y hemos tenido que aguardar hasta el año 2008 para que la información saliese otra vez a la luz. Es David Backhouse, arquitecto de la ciudad, quien ha puesto sobre la pista al periodista Spencer Leigh, un muy reputado especialista en estos asuntos.

Vamos a resumir la historia, porque es muy larga: sobre 1850, se construyó en Mathew Pluckington Street (Liverpool) el edificio de almacenes del que formaba parte el sótano que, cien años más tarde, ocuparía The Cavern. En 1973, el ferrocarril subterráneo de la ciudad precisaba instalar un conducto de extracción de aire en la zona, así que el inmueble fue derribado. Pero eso no afectó al sótano del club, que, más o menos intacto, fue enterrado, no demolido. Así permaneció hasta finales de 1981. Ese año, David Backhouse concibió Cavern Walks, un pequeño edificio comercial y de oficinas que, construido en el solar de los viejos almacenes, rindiese homenaje al mítico club. La idea era conservar el local de The Cavern tal y como estaba, así que se desenterró. Al comprobar su estado, se determinó que los cimientos no eran lo bastante fuertes como para soportar la carga de la nueva construcción de varios pisos que iba a ir encima. ¿Y cuál pudo ser la razón de esto?

Hubo varios motivos. Backhouse apunta a que dos de ellos (la antigüedad de los centenarios pilares y la presencia de hasta cinco manantiales subterráneos) ya eran conocidos y se esperaban. El que fue una absoluta sorpresa fue el tercero: a través de una trampilla que encontraron en el suelo, se accedía a un corto pozo que daba acceso a una caverna llena de agua dulce, lo suficientemente grande como para remar dentro de ella. El arquitecto y una reportera local de la BBC, bajaron un bote de goma y recorrieron la cavidad, que no era natural, sino que fue construida por el hombre en el siglo XIX, como depósito de agua o con otro fin menos claro...

La caverna bajo The Cavern ya no existe. Puesto que el club original no iba a poder ser reutilizado para el proyecto, se demolió, esta vez sí, en 1982. La cavidad recién descubierta se rellenó con cemento y la zona fue usada para levantar la estructura del nuevo inmueble, después de salvar todos los ladrillos posibles para construir, a unos metros, el nuevo Cavern. ¡Con razón el viejo club era húmedo!

Escrito por Equipo de Pop Thing el 5 de Febrero de 2010 · 09:45 AM

Anterior
Siguiente

Comentarios

¿Quieres añadir tu comentario a este post? Pues no tienes más que rellenar los campos del formulario de aquí abajo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..