Cargando
  28 de Septiembre de 2017

Guitarras Vox actuales: las oficiales de Korg o las de Phantom Works

Vox logoSi estás ahora leyendo Pop Thing, sabes que la compañía inglesa Jennings Music Industries (JMI) no sólo creó los amplificadores Vox en 1958, sino que, debido al revuelo causado por Los Beatles en todo el mundo, también se lanzó a fabricar guitarras eléctricas propias en 1963. En realidad, empezó a hacerlo en 1961, pero de manera tentativa y sin poner demasiado interés en el asunto. Con los nuevos grupos británicos, llegaron la Vox Mark VI (llamada Vox Teardrop y desarrollada para Brian Jones en 1964) y la Vox Phantom VI (cuyo nombre oficioso fue Vox Coffin, por su peculiar forma pentagonal que, en opinión de muchos, la asemejaba a un ataúd). No vamos a contar hoy la historia completa de las guitarras Vox de los 60, porque queremos centrarnos en la actualidad. JMI dejó de hacerlas en 1968 -cuando se cerró la empresa- y Korg las recuperó muy brevemente en 1998. ¿Se siguen fabricando en 2017?

Respuesta rápida: sí, se siguen fabricando. Despiertan tanto interés que Korg las recuperó en 2013 (en 2007 hizo una edición muy limitada, pero desaparecieron de las tiendas). Los modelos se basan en la Teardrop (a la que llaman Mark III) y la Phantom (a la que denominan Mark V). Dejando aparte lo confuso de los nombres, las guitarras sólo toman a las originales de los años 60 como inspiración. En realidad, ni son idénticas visualmente -más allá de la forma- ni pretenden reproducir el sonido Vox clásico. Korg dice que son guitarras "para satisfacer a los guitarristas de hoy" y que "no están sujetas a las especificaciones tradicionales". Para nosotros, eso no es una buena noticia, porque es muy probable que, con sus pastillas de bobina única, estos nuevos modelos se asemejen a multitud de otros, de otras marcas, que también usan ese equipamiento. Las Vox de los 60 tenían pastillas muy peculiares -algunas con doble bobinado- y no era raro que una misma guitarra tuviese las tres pastillas diferentes entre sí. Una Vox Korg actual se parecerá un poco a una Vox clásica, pero en ningún caso sonará igual. Así de claro.

Esto sería todo -y el artículo acabaría aquí- si no fuese porque existe una alternativa, que no resuelve todos los problemas, pero sí algunos. Phantom Guitarworks es una compañía de Oregón, dirigida por Jack Charles, un entusiasta de las Vox originales. Jack sabe más de estas Vox que la gente de Korg: ha estudiado los modelos y conoce sus características de época. Sus replicas son muchísimo más parecidas al producto de los 60 que las Vox oficiales. En lo cosmético, Charles lo borda. En el sonido, se acerca bastante, aunque él mismo parece haber admitido que tratar de recrear las pastillas de hace 55 años sería muy costoso, por lo que las que instala son una variante retro de las Alnico de bobina única. Muchas Fender las llevan. ¿Las guitarras de Jack suenan como las Fender? No. ¿Suenan como las Vox de los sesenta? Casi seguro que tampoco, aunque al menos tratan de aproximarse. Lo malo de los instrumentos de Charles es que no son Vox, son replicas, no son un producto oficial. Esto le está ocasionando muchos problemas legales, porque Korg le demandó y el litigio está en los tribunales de Estados Unidos. Y es una pena, porque si las dos partes trabajasen juntas -algo que estuvo a punto de suceder- hoy sí tendríamos unas Vox muy dignas

Extra Bonus Info: ¿y qué pasa con las Brandoni? Son un mundo aparte. Brandoni opera desde Gran Bretaña. Empezó siendo un mayorista de recambios de guitarra. En los años 80, le ofrecieron todo el stock de la EKO italiana, la empresa con la que subcontrató JMI para que le ayudase a fabricar guitarras Vox. Con las piezas, Brandoni empezó a montar Vox por encargo. Incluso no tuvo problema en usar la marca Vox. Casi desde que comenzó, hubo gente que cuestionó que todas las partes que usaba fuesen realmente de los 60. Ahora, hay incluso quien opina que la procedencia de las piezas empieza a ser dudosa y que la calidad del producto acabado es muy mala. Se siguen vendiendo en su web, pero nosotros no os aconsejamos comprar una.

Super Extra Bonus Info: por si acaso, vamos a explicarlo: Korg es la compañía japonesa que compró la marca Vox a mediados de los 90. Hasta esa época, la marca y sus productos habían quedado en manos británicas. JMI Industries ya no existía, pero otra empresa -Rose & Morris, la que fuera importadora de Rickenbackers en los 60- se hizo cargo de Vox en los 70 y siguió fabricando amplificadores hasta que vendió la división a Korg, que, a día de hoy, es la casa que fabrica todos los Vox modernos y las versiones actuales de los clásicos, como el AC30. Claro que la hoy renacida JMI tendría algo que decir a ese respecto...

Escrito por Equipo de Pop Thing el 28 de Septiembre de 2017 · 05:10 PM

Anterior

ARCHIVO NOTICIAS

¿Te has perdido alguna noticia de Pop Thing? Aquí agrupamos todas las notas que hemos escrito a lo largo del tiempo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..