Cargando
  24 de Noviembre de 2015

Hollies en papel: reseñamos el nuevo libro de Brian Southall

Hollies y Brian SouthallSi lo pensamos bien, es raro. Los Hollies son uno de los cinco mejores grupos del pop británico de los 60 y, hasta ahora, no había ni un solo libro sobre ellos publicado en su país. Pensad en Los Beatles, Los Rolling Stones, Los Kinks o Los Who: todos ellos tienen bibliografías amplias, que se extienden a lo largo de décadas. Mientras, el quinteto de Manchester se ha tenido que contentar con una muy buena biografía en español (de Fernando López Chaurri) y otra obra en alemán, casi anecdótica. ¿Motivos de esta sequía literaria? Hay quien apunta que Los Hollies fueron un conjunto que, en lo personal y lo profesional, no daba problemas ni creaba polémicas. Sus componentes eran gente corriente, con vidas corrientes. Aún admitiendo que fuese así (que no), eso no era excusa para que ningún escritor de su tierra se hubiese puesto a investigar en serio. Brian Southall, periodista y antiguo ejecutivo de EMI, decidió poner fin a esta situación y en junio de 2015 publicó en Red Planet la primera biografía británica del grupo. terminando así con años de larga espera.

El libro tiene sus logros y sus carencias. El logro más importante es que, en fin, es el primero escrito por un británico que, además, es periodista y, por si fuera poco, tiene muchos contactos en la industria musical. Southall ha podido consultar fuentes que no han estado a disposición de otras personas, y por fuentes entendemos archivos, hemerotecas, algunos miembros del grupo y muchos allegados (agentes, mánagers y miembros de otras bandas de la época). La principal carencia es que el autor no ha contado con la colaboración de Allan Clarke, Tony Hicks y Bobby Elliott: el primero le dijo que ya había contado todo lo que tenía que contar, el segundo no estuvo interesado (aunque habló con Southall en los 90) y el tercero está escribiendo su propio libro (que será extenso, porque, a fecha de hoy, todavía va por 1965). Graham Nash sí respondió a las preguntas del autor, y lo hizo con interés, pero esto no suple el silencio de sus tres colegas.

Dicho esto, ¿merece la pena la obra o no? Pues claro que sí. Brian Southall ha redactado una biografía sólida con el material del que podía disponer, que era mucho. El libro relata cronológicamente toda la carrera de Los Hollies, dedicando mucho más espacio a los años 50, 60 y 70 que al resto de décadas (de sus 192 páginas, 132 transcurren entre 1947 -cuando se conocieron Nash y Clarke- y 1969). El peso de la información inédita es sobresaliente, a Southall parecen haberle interesado todos los detalles: ropa, actuaciones, sesiones de grabación, acuerdos contractuales, anécdotas de la vida pop, relaciones entre los miembros del grupo, problemas (la expulsión de Don Rathbone, la falta de un éxito temprano en Estados Unidos, la marcha del bajista Eric Haydock, que era miembro fundador) y todo tipo de entresijos de la carrera del quinteto de Manchester, la mayoría proporcionados por una extensa red de amigos y conocidos a los que Southall supo localizar; en este aspecto, son fundamentales las abundantes contribuciones de Danny Betesh (que fue casi mánager del conjunto y era un activo promotor local en Manchester) y Michael Cohen (empresario y mánager de la banda hasta mediados de los 60).

Si hay algo que el autor logra mantener a lo largo del libro es un ritmo fluído y un contexto denso. La fluidez hace que las casi doscientas páginas se hagan cortas; nos da la impresión de que el autor tenía mucho más que contar, pero que la economía de la edición se lo ha impedido. El contexto tan rico pone en relación a Los Hollies con su tiempo, de forma que, mientras se recorre el camino del grupo, también se puede ir observando el paisaje: las costumbres, el negocio de la música, el ambiente pop, otros músicos y artistas, los lugares.

Un notable alto, pues, para el primer libro en inglés sobre Los Hollies. A éste le deberán seguir otros, ahora la veda está abierta.

Extra Bonus Info: la edición de The Hollies Story se ha hecho en tapa blanda, sin opción de adquirirlo en tapa dura. No es un libro muy surtido en el apartado fotográfico: sólo hay ocho páginas de fotos y algunas se han visto con frecuencia. La cubierta es sobria, pero elegante; la contraportada es incluso mejor. Detalles finos son la inclusión de un índice, de un listado de personajes relevantes y de unas páginas en las que varias personas (como Pete Townshend, Peter Noone o Graham Gouldman) nos dan su opinión de los biografiados.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 24 de Noviembre de 2015 · 05:08 PM

Anterior
Siguiente

ARCHIVO NOTICIAS

¿Te has perdido alguna noticia de Pop Thing? Aquí agrupamos todas las notas que hemos escrito a lo largo del tiempo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..