Cargando
  2 de Noviembre de 2017

Los Rolling Stones de Decca y la nueva remasterización en mono de 2016

ABKCO lanzó el pasado septiembre de 2016 la que va a ser la reedición definitiva en mono de todo lo que los primeros Rolling Stones grabaron para la Decca inglesa. Si estás cansado de que, cada cierto tiempo, vuelvan a tentarte con reediciones de discos que ya tienes, aduciendo para ello sucesivas mejoras en el sonido, te tranquilizamos: en este caso, los resultados son incomparablemente mejores, simplemente porque se ha dedicado mucho más tiempo, esfuerzo y dinero en hacer que las cintas originales diesen de sí todo lo que tenían, pero sin desvirtuar el contenido original ni traicionar el espíritu del mismo.

¿Y cómo han conseguido todo esto? Con mucho cuidado. Lo primero que se hizo es recopilar todas las cintas, comprobarlas y restaurarlas, en cuanto a soporte físico. Los Stones de la Decca no son Los Beatles de EMI. Los Rolling Stones, sobre todo entre 1963 y 1967, grababan donde Andrew Loog Oldham les decía que grabasen, porque él pagaba las sesiones (y él se quedaba las cintas). Ni grababan siempre en el mismo estudio ni tenían una discográfica que conservase los masters, no como Los Beatles. Los Stones pasaron por Regent Sound, por de Lane Lea, por los estudios de Decca en West Hampstead, por los de Chess en Chicago, por los de RCA en Hollywood y seguro que olvidamos alguno. Las cintas han ido de aquí para allí y se han guardado en condiciones no siempre óptimas. Por eso, antes de hacer nada, el productor Teri Landi y el equipo de The Magic Shop, en Brooklyn, restauraron el sonido original, corrigiendo todos los fallos que se encontraron y haciendo una copia digital.

Con todo lo anterior en sus manos, la remasterización la hizo Bob Ludwig, de Gateway Mastering, una empresa especializada de Portland (Maine, Estados Unidos) con un impresionante portafolio de clientes y una excelente reputación de producir el mejor master posible en cada caso. Cumplida su tarea, el corte lacquer final (el usado para producir las copias que se pondrían a la venta) se hizo en Abbey Road, a partir de los archivos entregados por Ludwig. Si uno compara este proceso con el que solía ser habitual en las reediciones de los años 80 y los 80, no tiene más remedio que pasmarse. ¡Es como jugar en otra liga!

Vamos a lo importante. Ya tienes todos los elepés de los Stones en la Decca, ya tienes recopilaciones con sus sencillos y epés de la misma época y, si lo compruebas bien, seguro que has comprado todo esto más de una vez. ¿Podemos darte alguna razón convincente para volver a adquirir las mismas canciones, remasterizadas en mono en 2016? Sí, podemos: suenan mucho mejor. No, no han alterado nada, sólo han sacado todo lo bueno de los originales. No hay revisionismo, nada de eso. Es algo tan simple como limpiar y dar lustre a una obra para que se pueda apreciar mejor. Y se aprecia mejor, dalo por hecho, No necesitas un equipo de audiófilo para notar que, por ejemplo, la versión mono de 2016 del primer álbum (1964) y de los primeros sencillos del grupo (1963 y 1964) suena con más claridad y nitidez, suena más llena, más vigorosa y, al tiempo, más precisa. Escucharás pequeños detalles que, hasta ahora, se te habían pasado.por alto, porque estábamos acostumbrados a reeediciones antiguas que provenían de cintas con pocos graves o sin casi medias frecuencias, cintas hechas para otras épocas y para reproductores muy modestos. ¡Vas a volver a disfrutar de los primeros Rolling Stones, eso te lo garantizamos al 100%!

Escrito por Equipo de Pop Thing el 2 de Noviembre de 2017 · 04:39 PM

Anterior

ARCHIVO NOTICIAS

¿Te has perdido alguna noticia de Pop Thing? Aquí agrupamos todas las notas que hemos escrito a lo largo del tiempo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..