Cargando
  29 de Junio de 2015

The Iveys, 1965-1966: los otros Iveys que no fueron Badfinger

The Iveys, no los pre-BadfingerNo es un juego de palabras: en los sesenta, hubo dos grupos que se llamaron The Iveys. Unos se hicieron muy famosos porque pasaron a ser Badfinger. Los otros Iveys no tuvieron fama y fortuna, aunque sí lograron cierto grado de popularidad cuando, en 1971, mutaron en Fumble y se fueron de gira con David Bowie. Pues bien, este artículo no trata sobre los primeros Iveys, trata sobre los segundos. La información es tan escasa que nos ha costado mucho reunir los datos que os ofrecemos aquí. Y no nos hubieramos molestado en hacerlo si no fuese porque este cuarteto grabó un 'single' magnífico, dos canciones estupendas que brillan como el sol entre las de muchos de sus pares. Como The Iveys, sólo grabaron ese disco, lo que no deja de ser una lástima, porque los dos temas estaban compuestos por el propio grupo y los dos podrían haber ido en la cara A. ¿Y si hubiesen tenido la oportunidad de grabar más? Estos Iveys tenían el componente mágico necesario para optar a logros más importantes en el mundo pop de 1965. La prueba es que les pasó lo mismo que a otros buenos conjuntos ingleses del momento: mientras que en Gran Bretaña iban de club en club sin que nadie les hiciese mucho caso, en Suecia salían en la televisión. En fin, es la misma historia de siempre, nada que no os hayamos contado en muchas ocasiones: la suerte era un factor decisivo en el pop británico de los años 60. Y la suerte suele ser caprichosa. Pero como no podemos cambiar el pasado, vamos a centrarnos en el presente, en lo que hemos averiguado de estos otros Iveys y en las dos canciones que consiguieron plasmar en vinilo. Es una historia muy interesante, que nos lleva a Weston-super-Mare, en 1962. Empezamos.

Nuestros Iveys de hoy se formaron, en efecto, en esa conocida ciudad balneario del norte de Somerset, en la costa suroeste de Inglaterra. Des Henly y Mario Ferrari se ocupaban de las guitarras, Remo Ferrari (hermano de Mario) tocaba el bajo y John Watson era el batería. Con esta formación, el grupo toma cuerpo durante 1962 y 1963, actuando en clubes de su ciudad y de los alrededores. Tenían dieciseis o decisiete años, iban a los conciertos en moto y el padre de los Ferrari les llevaba el equipo en su coche. Por puro azar, el 22 de julio de 1963 conocieron a Los Beatles, que daban una serie de conciertos en Weston. Durante una semana, The Iveys, que no participan en las actuaciones, guiaron cada día a los Fab Four del teatro a su hotel, accedieron al camerino, vieron todos los pases y entablaron una breve pero intensa amistad con los de Liverpool. La relación con Los Beatles no terminó ahí, porque, un año más tarde, el 9 de julio de 1964, nuestros chicos participaron en la final de un concurso de grupos beat, organizado por Westward Television, la franquicia local de la ITV, la tele comercial británica. Uno de los jurados era el propio Brian Epstein. Ganaron The Rustiks, pero el cuarteto de Weston super Mare fue uno de los cinco conjuntos que llegó a la final, de los cien que se presentaron. ¡Esto ya indica que algo especial debían tener estos Iveys!

En algún momento de 1964, los cuatro de Weston grabaron una demo de cuatro canciones, que prensaron de forma privada y distribuyeron entre sus seguidores. Sólo se hicieron unos pocos cientos de copias de la maqueta, que contenía cuatro versiones: 'Little Egypt', 'Chicago Calling', 'Midnight Special' y 'Corrina, Corrina'. Por la selección de canciones, The Iveys parecían inclinarse por el R&B británico de la época, cosa que cambió cuando llegó la hora de grabar su primer disco de verdad. Aquí la historia se vuelve un poco confusa: Des Henly dice que el grupo fichó con EMI en 1965 y que grabó un 'single' en Abbey Road. Sin embargo, no hay registro alguno de tal cosa y da la impresión de que ese sencillo no existe, al menos no en la forma descrita por Henly. Es muy posible que lo de Abbey Road fuese una audición, una prueba o incluso un intento de obtener material para un disco que no salió en 1965, pero que se aprovecharía en 1966 cuando el cuarteto se hizo popular en Suecia. Porque, ya lo hemos dicho, The Iveys fueron famosos en Suecia. Empezaron a tocar en el país en 1965. A finales de ese año, salieron por la pequeña pantalla en el especial de Nochevieja del programa Drop In, junto a Los Kinks, Lovin' Spoonful y Sonny & Cher. Si nuestra teoría es cierta, es justo después de ese momento, en febrero de 1966, cuando EMI sacó de los archivos las grabaciones hechas en Londres y publicó el sencillo en la filial sueca del sello Columbia, justo a tiempo de capitalizar el interés generado por la banda. De cualquier forma, el grupo vuelve a casa y se separa unos meses después, cuando Remo Ferrari se casa.

La historia ya está contada, pero nos queda hablar de las dos únicas canciones propias de The Iveys que vieron la luz. Compuestas por Des Henly y Mario Ferrari y quizá grabadas en Abbey Road, las dos son de un nivel muy superior al de la de media de los grupos que conseguían fichar con EMI, Decca, Pye o Philips y registraban uno o dos 'singles' sin tener éxito. Para empezar, esto ya parece situarlos en otra división. Pero lo que impacta es lo buenos que eran: las dos canciones del sencillo son excelentes, tienen una personalidad innegable y, bingo, son muy comerciales. Si se escuchan con atención, puede relacionarse a The Iveys con ciertos aspectos de Los Hollies y de Los Four Pennies, en cuanto a estilo y armonías, pero los de Weston eran más vehementes, más vigorosos y más cercanos a ese tipo de grupos muy distanciados del R&B y que, sin embargo, gustaban a algunos mods. ¿Freakbeat? Qué va, esto es power pop retro. Del bueno.

A nosotros, Los Iveys nos recuerdan un poco a The Koobas, y no es que la semejanza sea evidente, pero es que hay cierto aire de familia con lo que los cuatro de Birkenhead hacían en 1965 y 1966. Y, como decíamos más arriba, las estupendas armonías vocales acercan a los de Weston al campo de Los Hollies, pero a su manera: las voces son excelentes y 'When Love Meant So Much To You' podría haber aparecido en el tercer o el cuarto álbum de Graham Nash y los suyos, lo que no implica que Henly y los Ferrari canten como Los Hollies. Ni peor que ellos, por supuesto, es que armonizan de otra forma. La canción habla por si sola, escuchadla y prestad atención:

¿Impresionados? Pues la cara B no rebaja el nivel de calidad. Con 'You're Gonna Lose' estamos otra vez ante un ejercicio brillante de pop reforzado, entusiasta y vitalista, bien pensado y bien ensayado, compacto. Estos Iveys tenían un sonido en mente, no era improvisado:

Y ya está, tan sólo dos canciones, no hay más. ¿Fueron un destello aislado? ¿O quizá hubieran igualado su propia marca en un segundo sencillo? En Pop Thing sospechamos que sí, que estos otros Iveys podrían haber dado más sorpresas si hubiesen tenido la oportunidad.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 29 de Junio de 2015 · 03:30 PM

Anterior
Siguiente

ARCHIVO NOTICIAS

¿Te has perdido alguna noticia de Pop Thing? Aquí agrupamos todas las notas que hemos escrito a lo largo del tiempo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..