Cargando
  11 de Febrero de 2014

Wimple Winch 66-67: las originales grabaciones con Fontana

wimplewinch3bred.jpgObservando en conjunto el pop británico de los 60, se pueden detectar mucho mejor los casos de grupos realmente originales que se adelantaron a los demás, con propuestas muy personales que a veces llevaron al éxito y a veces no. Por ejemplo, Wimple Winch no tuvieron ninguna repercusión comercial en su tiempo, pero su sonido y su imagen eran tan novedosos que, a finales de 1966, parecían los primeros de la clase, los que sabían algo que los demás desconocían. Fue sólo un fogonazo de creatividad, pero deslumbraba. Estos chicos de Liverpool ya habían demostrado, cuando eran The Just Four Men, que eran alumnos aventajados del Merseybeat más atractivo, ese que quería ser un poco diferente y no se conformaba ya con el estilo básico. Mientras estuvieron con EMI, entre 1964 y 1965, grabaron en Abbey Road con George Martin y apuntaron maneras: en otoño de 1964, cuando registraron 'That's My Baby' (cara A de su primer sencillo), usaron un pedal de volumen/tono, algo que Los Beatles no empezarían a utilizar hasta 1965. Cuando The Just Four Men se quedaron sin contrato y sin mánager, a mediados del 65, decidieron que la única opción de éxito estaba en la diferencia, en ser distintos, en sonar como nadie más. Les costó un año explorar ese camino, pero para cuando la casa Philips les hizo una audición a comienzos de 1966, ya tenían las ideas muy claras: los Winch no querían parecerse a nadie.

Larry King, el que fuera batería del grupo, afirmó hace unos años que la decisión de cambiar fue consciente, que se tomó -después de pensarlo mucho- en la segunda mitad de 1965, cuando EMI les cerró las puertas y The Just Four Men se encontraron sin saber qué hacer. Esta etapa de transición se vio favorecida por la postura de Fontana, que, en 1966, gracias al joven productor Dick Leahy, tenía una posición mucho más favorable a la nueva música pop. Jack Baverstock seguía siendo el jefe en el estudio, pero su desinterés por los grupos de nueva hornada era patente: Los Merseybeats descubrieron muy pronto (en 1963) que el músico prefería grabar orquestas y Los Pretty Things tuvieron que lidiar, en 1964, con su rechazo más absoluto. Leahy eliminó estas tensiones y proporcionó a Wimple Winch y a otras bandas un entorno agradable en el que trabajar. Esto lo confirma el propio King, que confiesa que grabar en Abbey Road les imponía mucho respeto, pero que las cosas eran diferentes en los estudios que Philips tenía en Stanhope Place, porque eran más pequeños, el ambiente era distinto y, según él, se trabajaba más a gusto.

Está claro que el deseo de cambiar y las nuevas condiciones de trabajo estimularon la creatividad de Wimple Winch y les mostraron sendas poco o nada transitadas. Su primer sencillo en Fontana salió en abril de 1966 y ya dejaba entrever la marcada personalidad del cuarteto. En conjunto, visto con la perspectiva que da el tiempo, tiene un cierto aire Mod Pop, pero tampoco termina de encajar en la categoría y, además, la etiqueta era entonces muy reciente y no existían tantas referencias. 'What's Been Done', la cara A, es muy original. Haciendo un esfuerzo, se puede relacionar con lo que Dave Dee y sus chicos estaban haciendo desde noviembre de 1965, tiene cierta similitud. 'I Really Love You', la cara B, hace pensar en una versión más ligera del Pop Art de The Creation, pero lo cierto es que el grupo de Eddie Phillips no sacó su primer 'single' hasta junio de 1966, dos meses después del estreno de Wimple Winch. Quizá The Eyes pudieron haber sido una influencia, porque estaban en las tiendas desde noviembre de 1965, pero dada su repercusión, parece dudoso que fueran conocidos por un grupo que vivía y trabajaba en el Merseyside.

El segundo sencillo de Wimple Winch se puso a la venta en junio de 1966, sólo dos meses después del primero, lo que sugiere el interés que tenía Fontana en la banda. Aquí, estos chicos de Liverpool rompieron barreras y crearon 'Save My Soul', una cara A tan particular que no admite comparaciones. La letra, una declaración de independencia emocional, es muy compleja para la época; el sonido es muy personal. Si intentamos buscar algo remotamente parecido, tendríamos que pensar en los Who de 'Boris The Spider' o en una versión más oscura y misteriosa de los Move del primer 'single'... pero es que esa canción y ese disco aún no habían visto la luz: 'Boris The Spider' formó parte del LP A Quick One (diciembre de 1966), mientras que el primer sencillo de The Move tampoco salió hasta el 9 de diciembre del 66. Entonces, ¿a quien se asemejaba Wimple Winch? Pues ahí reside su atractivo, en que no se parecían a nadie y eran diferentes. Sólo esto ya tiene mucho mérito, y más si consideramos la época.

El tercer y último 'single' del cuarteto confirmó que el grupo estaba en su mejor momento y que su creatividad había alcanzado máximos. Se grabó a finales del 66 y se lanzó el 20 de enero de 1967 y es, por supuesto, 'Rumble On Mersey Square South', un pequeño clásico. El disco iba a ser temático, con la cara A y la cara B ('Atmosphere') relacionadas, formando un todo que algún comentarista ha definido como una mini-ópera, que narra los enfrentamientos entre bandas juveniles en Stockport. Fontana, que ya había perdido la confianza en el potencial de ventas del conjunto, cambió a última hora la cara B y la sustituyó por otra grabación mucho menos interesante, una treta que quizá ya había ensayado en el sencillo anterior. De cualquier manera, esto no quita brillo a 'Rumble', una soberbia canción, de una intensidad apabullante, llena de cambios y giros, de sorpresas. En nuestra opinión, es extrañamente comercial, atractiva en su peculiaridad, casi una canción visual, un cortometraje sonoro.

Toca hablar de posibilidades: ¿qué hubiera pasado si Fontana no hubiese prescindido de Wimple Winch después del tercer disco? No podemos hacer otra cosa que especular. El grupo ya estaba trabajando en nuevas canciones y no dejó de hacerlo por haberse quedado sin contrato discográfico, pero intuimos que ya no fue lo mismo, no porque no siguiesen siendo creativos (que lo fueron), sino porque el fracaso anterior cambió el estilo posterior de Wimple Winch. Es una reacción muy lógica: ya que no hemos tenido ningún éxito con lo que hemos ofrecido, vamos a ver si alterando la oferta logramos mayor repercusión. Y no fue así, porque ese proceso los convirtió en una banda bastante más convencional.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 11 de Febrero de 2014 · 07:49 AM

Anterior
Siguiente

ARCHIVO NOTICIAS

¿Te has perdido alguna noticia de Pop Thing? Aquí agrupamos todas las notas que hemos escrito a lo largo del tiempo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..