Cargando
  25 de Junio de 2009

Top Primavera de 2009

Más canciones, más listas de favoritos. El Top 5 ha ido cambiando bastante de mes a mes. En abril y mayo escuchamos mucho un CD de versiones del gran P.F Sloan, enviado por nuestro amigo Javier Morales, de Ecos de Sociedad. Pero luego fueron entrando otros temas y, al final, ha quedado así: The Manish Boys en primer lugar, seguidos de Steve Aldo & The Challengers, Zouzou, The Iguanas y Kaleidoscope.

The Manish Boys. 'Take My Tip' (Parlophone, 1965).

The Manish Boys (con Bowie) en 1965Pese a que el primer grupo serio de David 'Bowie' Jones fue The Konrads, el joven mod pronto se pasó al lado más duro del nuevo R&B inglés con The King Bees que, en junio de 1964, eran más bestias y peludos que The Pretty Things. A partir de ahí, Jones moderó poco a poco sus propuestas y las fue alejando del R&B. Con The Manish Boys sólo sacó un single en Parlophone, en marzo de 1965. Fue producido por Shel Talmy y contó con Jimmy Page como músico de sesión. 'I Pity The Fool', la cara A, todavía se parecía un poco a lo que Bowie hizo con The King Bees, pero la B ('Take My Tip') es diferente, más refinada. Aunque seguía siendo rhythm and blues en sentido amplio, tenía muchas influencias del jazz en la sección rítmica y anticipaba (en cierta manera) lo que haría Bowie en el 66. Muy buena, sí...

Steve Aldo. 'Baby What You Want Me To Do' (Decca, 64).

La prueba más clara de que el R&B británico de 1964 no era algo ajeno a Liverpool es Steve Aldo. También The Roadrunners y The Mojos, pero sobre todo Steve Aldo & The Challengers. Aldo no necesitaba ver a Alexis Korner en The Cavern, porque conocía la lección de primera mano. Este cantante negro actuó con Howie Casey & The Seniors y Kingsize Taylor & The Dominoes, pasó por Hamburgo, formó a The Challengers cuando volvió a casa y firmó con Decca a finales de 1964. Su único sencillo con la compañía tiene en la cara B una magnífica versión del 'Baby What You Want Me To Do' de Jimmy Reed. Decir que es intensa y electrizante es decir poco. La interpretación de Aldo es hirviente. Los Challengers del disco no eran ya los que acompañaban a Steve en Liverpool, más bien parecen buenos músicos de sesión.

Zouzou. 'Ne cherche pas' (Vogue, 1966).

Zouzou era en realidad Danièle Ciarlet, una chica francesa de origen argelino que empezó a destacar como modelo y actriz en el París de principios de los 60. Fue Jacques Dutronc quien la recomendó a su entonces jefe Jacques Wolfsohn, el director artístico de Vogue. Zouzou grabó dos EPs con el sello francés y contó con todo el respaldo de la compañía: Dutronc compuso varias canciones (aunque ella escribía las letras) y hasta intervino como guitarrista en las sesiones de grabación. Sesiones, por otra parte, en las que se percibe el sello inglés, tanto en sonido como en ejecución. No sería nada extraño que Zouzou hubiese registrado estos dos discos en Londres, con la ayuda de músicos profesionales. Danièle tenía un estilo bastante similar al de Françoise Hardy, aunque no alcanzaba la categoría de la parisina. Esta versión alternativa de 'Ne cherche pas' es más básica que la oficial (carece de arreglos de cuerda y viento) pero eso no le resta ni pizca de atractivo.

The Iguanas. 'This Is What I Was Made For' (Dunhill, 65).

No, no nos referimos al grupo del que luego sería Iggy Pop, éstos son otros. Fueron el primer fichaje de Dunhill Records, la casa de discos de Lou Adler, y tuvieron la suerte de poder contar con las canciones y la producción de Steve Barri y P.F Sloan. Al parecer, el cuarteto era mejicano. El cantante se tuvo que aprender las letras fonéticamente (como Mike Kennedy en Los Bravos) porque no sabía inglés. El sencillo se puso a la venta en julio del 65, así que la influencia de The Byrds y su folk rock se deja sentir, aunque a la manera más lírica y comercial de Barri y Sloan. Muy buenas voces y lujosa producción. La banda grabó otros dos discos y desapareció.

Kaleidoscope. 'Jenny Artichoke' (Fontana, 1968).

Un clásico de este reverenciado cuarteto de pop psicodélico. Cuando Fontana observó que los dos primeros singles del grupo no entraban en las listas, sugirió a los chicos que centrasen sus esfuerzos en componer algo más comercial. 'Jenny Artichoke' fue el resultado. Tampoco fue un éxito de ventas, aunque tenía todos los ingredientes para haberlo sido. Publicada en septiembre de 1968, captó bien las enseñanzas del llamado 'Bubblegum Pop' (o sonido chicle) y las condensó en una canción perfecta, grabada en los estudios que la Philips tenía en Stanhope Place, Londres. Se cuenta que la grabación se hizo en dieciséis pistas. ¡Qué adelantos!

Escrito por Equipo de Pop Thing el 25 de Junio de 2009 · 07:01 AM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..