Cargando
  6 de Mayo de 2005

Especial Steve McQueen 1960-1968 (parte II)

A partir de aquí, Steve Mc.Queen rodará, poco más o menos, una película por año. En 1964 lidera ‘Baby, The Rain Must Fall’ (Columbia, B/N) un filme de Robert Mulligan (el director de “Love With The Proper Stranger”) que trataba de seguir el estilo de las películas melodramáticas típicas del tandem Mulligan & Pakula (este último, como productor). Pero la inspiración debía estarse secando: “Baby...” choca al ser comparada con “The Great Escape”, es inevitable. Steve es, de nuevo, un rebelde, un preso en libertad condicional acompañado por la adorable Lee Remick. Nosotros preferimos al otro Mc.Queen, aunque respetamos la intención de esta obra del 64.

mcqueen4.jpgEn 1965, Steve protagoniza la magnífica ‘Cincinnati Kid’ (MGM), dirigida por Norman Jewison, el de “En El Calor De la Noche” (por citar una), un director inglés con talento tanto para la comedia como para el drama, y muy bien preparado para la dirección de actores.

Aquí el filme vuelve a ser una producción estelar: intervienen Edward. G. Robinson, Karl Malden, Ann Margret, Tuesday Weld, Cab Calloway... y la historia se presta tanto al estilo de Mc.Queen como al de su director: un muchacho, jugador de póquer en los tiempos de la Gran Depresión de los años 30, reta a un jugador profesional, apostando grandes sumas de dinero. El duelo de talentos entre Robinson (el respetado tahúr) y Steve (el aspirante) es simplemente genial.

En 1966, Steve Mc.Queen recibe una nominación al Oscar al Mejor Actor por su papel en ‘Sand Pebbles’, una peli del supertaquillero director Robert Wise (sí, el de “West Side Story”) que era en realidad un proyecto personal. El filme, soberbio, era demasiado avanzado para la época porque, aunque contaba la historia de una lancha patrullera en misión de rescate en la China de finales de los 20, las referencias a Vietnam eran evidentes y además el bueno (otra vez el rebelde jefe de máquinas, encarnado por Mc.Queen) muere al final y eso deja un poso amargo en el espectador.

“Bullitt” llegó en 1968. Este filme fue el más taquillero de aquel año y obtuvo un Oscar al Mejor Montaje, además de ser el precursor de muchas otras películas que incluían persecuciones de automóviles, porque, si bien es verdad que esas persecuciones existen desde los tiempos del cine mudo y los “Keystone Cops”, hubo algo en la forma de filmar del competente director Peter Yates (especializado en “thrillers” y pelis de acción) que hizo que la carrera entre el Ford Mustang de Mc. Queen y el Pontiac GTO de los gángsters sea de las que no se olvida (de hecho, mucha gente olvida el argumento de “Bullitt” pero nadie olvida las secuencias de los coches). De “Bullitt” se ha dicho que es un filme con un guión muy flojo (una historia de Mafia y policía bastante simple) que se salvó gracias al carisma de Steve Mc. Queen y a las escenas de la persecución. Puede ser, la verdad es que Mc.Queen es uno de nuestros actores favoritos, tan sobrio y tan callado, tan deudor de una y mil cosas de James Dean (¿alguien sabía que Steve Mc.Queen trató de seguir los pasos de Dean en 1955?). Además, “Bullitt” es más que todo lo dicho: también aparece Robert Duvall como taxista y Robert Vaughn, como político corrupto, y Jacqueline Bisset como compañera del impertérrito Steve (cierto es que ella se limita a dejarse ver, sin más) Y una última cosa: el tema principal, compuesto por Lalo Schifrin (el de “Misión Imposible”) y usado en el anuncio, es genial, muy jazzy y decididamente pegadizo.

mcqueen5.jpgDespués de “Bullit”, todavía en 1968, Steve rueda ‘The Thomas Crown Affair’ un producto de la Mirisch y la United Artist, divertido, que narra como un millonario elegante y aburrido (McQueen) realiza el robo perfecto a un banco de Boston y es perseguido (más bien presionado) por una sagaz investigadora de la compañía de seguros (Faye Dunaway). Desde luego, se enamoran y la relación y su desarrollo es lo mejor del filme. Obtuvo un merecido Oscar a la mejor canción (Michel Legrand: ¡qué gran compositor!). Merece un visionado. Punto final para la mejor etapa de la filmografía de Mc.Queen. En los 70 llegarían más buenas películas (como ‘The Getaway’) pero ésa es ya otra historia.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 6 de Mayo de 2005 · 12:02 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..