Cargando
  17 de Agosto de 2005

'The Lavender Hill Mob' (1951)

Es lo que tienen de bueno las comedias de los Ealing Studios: que no parecen pasarse de moda. Pertenecen a unos días en los que el cine era más sencillo, más básico, mucho más artesanal. Las películas se hacían con pocos medios, pero tenían algo que contar. Y lo hacían con frescura y naturalidad. Seguramente, ahí reside el secreto del buen cine.

Audrey Hepburn y Alec Guinness preparan una escena en 'The Lavender Hill Mob'.The Lavender Hill Mob (titulada Oro en barras en España) es una de las mejores comedias producidas por la Ealing, y como casi todas las que se realizaron en la última etapa de los estudios - que cerraron en 1959 - está protagonizada por un estupendo Alec Guinness. El argumento es tan sencillo como atractivo: Henry Holland (Sir Alec Guinness), un modesto empleado del Banco de Inglaterra a cargo del traslado de los lingotes de oro de la entidad, quiere robar uno de los cargamentos, valorado en un millón de libras. El robo no le preocupa, pero necesita un plan para sacar el oro del país. Se le ocurre cuando conoce a Pendlebury (Stanley Holloway), el dueño de una pequeña fundición que fabrica souvenirs metálicos: Holland propone que, una vez robados los lingotes, los fundan en el taller de Pendlebury y los transformen en pisapapeles con la forma de la Torre Eiffel, que serán exportados a París como inocentes recuerdos turísticos. Con la ayuda de dos cacos más o menos profesionales - Lackery (Sidney James) y Shorty (Alfie Bass) - llevarán a cabo el plan sin mayores problemas, hasta que una de las cajas de los souvenirs de oro llega por error a una tienda de recuerdos, que empieza a venderlos. El dúo protagonista tratará de recuperar los seis pisapapeles vendidos a unas jóvenes turistas, pero el último se les resiste y eso les lleva irremediablemente a manos de la policía.

El encanto de casi todas las comedias de la Ealing reside en que reflejan la vida del hombre corriente y lo hacen con realismo. Es como una versión británica del neorrealismo rosa italiano. Nada de dramas, aquí de lo que se trata es de contar cómo reaccionan unos tipos de a pie ante situaciones extrañas - y muy divertidas - que les suceden en su vida cotidiana. Henry Holland no es un terrible criminal, sino un funcionario que cobra poco y vive en una pensión, una persona corriente, el perfecto vecino. Hay quien dice que la Ealing introducía elementos del cine documental en todas sus producciones. Aunque The Lavender Hill Mob no trata de contarnos cómo era la vida en el Londres de 1951, su historia sucede pegada a las calles, y es inevitable que se nos muestre la situación de la ciudad y sus gentes en las muchas escenas de exterior: las ruinas de los bombardeos de la Luftwaffe son todavía visibles, y la Inglaterra de preguerra, anclada en los años 30, aún puede percibirse en mil pequeños detalles típicos, como el de los coches patrulla de la policía, que en 1951 llevaban campana en vez de sirena.

The Lavender Hill Mob es una película amable, cercana, humana y divertida que no necesita de ningún alarde para causar una más que grata impresión. Por si fuera poco, Audrey Hepburn hizo aquí su debut cinematográfico, en un mini - papel que, aunque sólo permite que la veamos durante diez escasos segundos, es una pequeña joya en sí mismo.

Director: Charles Chichton.
Estudios: Ealing.
Protagonistas: Alec Guinness, Stanley Holloway, Sidney James, Alfie Bass.
Formato: Blanco y negro.
Duración: 1 hora y 17 minutos.
Disponible en DVD: Sí (versión inglesa).
Premios: Oscar al Mejor Guión Original (1952, T.E.B Clarke).

Escrito por Equipo de Pop Thing el 17 de Agosto de 2005 · 12:50 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..