Cargando
  14 de Septiembre de 2004

Bill Harry: La entrevista (parte IV)

Cuarta entrega de la entrevista a Bill Harry, en la que nos comenta sus intereses artísticos en los años 50, su relación con Stuart Sutcliffe y muchas más cosas. ¡Es como un viaje al Liverpool de los 50!

¿Cuáles eran los planes de usted cuando se matriculó en el 'Liverpool College Of Arts'? ¿En qué clase de artista quería convertirse usted?

Cuando yo era un niño, solía hacer dibujos y pinturas de los clientes de la tienda de mi abuelo y luego colgaba los resultados en la pared. Yo iba a la escuela 'St Vincent', cerca de los muelles del puerto y era una pesadilla, porque siempre había bandas en cada esquina que buscaban tu dinero y las peleas eran diarias.

Una vez fui obligado a pelearme con otro chico y cuando lo derribé, sus tres hermanos mayores saltaron sobre mí y empezaron a darme patadas a muerte. La madre de un amigo mío los detuvo y a mí me llevaron al hospital, donde me operaron de inmediato, porque me habían dado una patada en el apéndice. Como resultado, mi madre tuvo que usar los ahorros de toda su vida para alejarme de la escuela de los muelles e inscribirme en el 'Skerry´s College'. De allí pasé, con una beca que había ganado, a la 'Junior School Of Art', en Gambier Terrace.

Cynthia Powell y su amiga Phyllis McKenzie eran alumnas de esta escuela, como lo eran también Helen Anderson y Ann Curtis, que también irían (como las primeras) al 'Liverpool College Of Arts'. Dos de mis otros amigos, Les Chadwick y Fred O´Brien, fueron llamados a filas para el servicio militar. Cuando Les fue licenciado, se puso a trabajar para un modesto fotógrafo de Park Road llamado Bill Connell (aunque su negocio se llamaba 'Peter Kaye') Cuando yo empecé con 'Mersey Beat', quería que las fotografías las hiciese Les Chadwick, así que me puse en contacto con Bill Connell y llegamos a un acuerdo.

Yo le haría publicidad en la sección de clasificados y también insertaría anuncios de su estudio, pondría su nombre debajo de todas las fotografías publicadas y anunciaría que las fotos podrían comprarse. Además, recomendaría a los grupos que se hiciesen sus fotos con él. A cambio, yo encargaría a su estudio que hiciera las fotografías para 'Mersey Beat'.

El acuerdo se cerró y montones de históricas fotos de los primeros tiempos de Los Beatles que Les tomó para mí bajo el nombre de 'Peter Kaye' pasaron a la posteridad convertidas en magníficas imágenes (del grupo) Esta asociación con 'Mersey Beat' estableció al estudio 'Peter Kaye', que pronto se trasladó fuera del área de Dingle (donde estaba) para instalarse primero en Renshaw Street y después en la calle de moda de Liverpool, Bold Street.

Por su parte, cuando Fred O´Brien salió del ejército, ingresó en el 'Liverpool College of Arts' y llegó a ser presidente de la 'Student´s Union'. Para entonces, Los Beatles se estaban haciendo famosos y Epstein fue a ver a Fred para decirle que a Los Beatles les gustaría volver a tocar otra vez en uno de los bailes del college, en recuerdo de los viejos tiempos, y que lo harían por la cifra simbólica de cinco libras. ¡Fred los rechazó porque todavía no habían devuelto el sistema de sonido de la 'Student´s Union'! Como un ejemplo de nuestro (ingenioso) humor, Les y yo, junto a algunos otros amigos, solíamos usar el tablón de anuncios (de la 'Junior School Of Art') para dibujar las aventuras de lo que nosotros llamábamos 'The Natty Nut Society'.

Yo también fundé la primera revista de la 'Junior School Of Art', a la que llamé 'Premier' y Les contribuyó con un artículo titulado 'La albóndiga a la que faltaba una pierna'. Menciono esto porque indica que teníamos la misma clase de humor que John Lennon. Volviendo a la pregunta, en la 'Junior School Of Art' aprobé las dos asignaturas de Arte que impartían, una de las cuáles era 'Apreciación del Arte', que era la historia del arte.

Me encantaba estudiar cuadros concretos y escribir luego largos ensayos sobre ellos, sobre obras de Botticelli y los pintores italianos. Solía comprar postales de cuadros en la 'Medici Gallery' de Bold Street, de obras de Salvador Dalí, Pieter Breughel y Heironymous Bosch. También leía con avidez: la biografía de Dalí, 'Lust For Life', de John Irving, libros sobre Utrillo, Modigliani, Picasso. Mis favoritos eran Toulouse Lautrec, Van Gogh, Degas, Maurice Utrillo y Paul Gaughan. Sin embargo, cuando ingresé en el 'Liverpool College Of Arts' odiaba pintar al óleo. Pinté algunos retratos al óleo, pero odiaba ese medio.

Llegué a adorar el dibujo. Dibujaba todo el tiempo y siempre llevaba encima un cuaderno de bosquejos y apuntes. Aprendí encuadernación y comencé a encuadernar todas mis libretas de dibujo. Lo que yo quería hacer era dibujar la gente real y los lugares de mi zona de Liverpool, que estaba desapareciendo rápidamente. Mientras estuve en el 'Liverpool College Of Arts', pinté un cuadro del 'David Lewis Theatre' que fue expuesto en la 'Walker Art Gallery'. Estuve en el 'Liverpool College of Arts' más tiempo que la mayoría de los otros alumnos.

Después de que me gradué y obtuve el 'Diploma Nacional en Arte', me convertí en el primer alumno del nuevo 'Departamento de Diseño Gráfico'. Gané algunos premios y mis diseños fueron usados por la 'Liverpool Academy Of Arts'. Después de graduarme en el 'Departamento de Diseño Gráfico', gané la beca 'Senior City Arts', de la que sólo se dan tres cada año. Después de eso, traté de optar a la beca 'Gulbenkein', pero para entonces ya había empezado con 'Mersey Beat' y mi vida tomó otra dirección. Todo mi trabajo de mis muchos años en el college quedó retenido en él, todas mis libretas de dibujo y mis diseños, el trabajo de casi ocho años. Había una norma según la cual, cuando te ibas del college, tenías que dejar en él tus trabajos durante dos años, por si querían utilizarlo en exposiciones. Después, te lo devolvían.

Aunque yo quería tener mis trabajos, no me dejaron recogerlos y me dijeron que volviese cuando hubiesen pasado los dos años. A los dos años, cuando pedí al college todas mis obras, me dijeron que no habían tenido espacio para guardarlas y que las habían tirado todas. Estaba tan deprimido por tan inmotivada falta de respeto a mi obra personal que nunca más volví a relacionarme con el arte en mi vida. Millie Sutcliffe, la madre de Stuart, me dijo que habían realizado la misma maniobra con el trabajo de su hijo y que le dijeron a ella que toda la obra retenida había sido tirada, aunque ella me contó que mucho del trabajo de Stuart no había sido tirado, sino que la gente lo había robado.

Si yo hubiese elegido desarrollar una carrera en el arte, hubiese sido un diseñador gráfico cuya principal afición hubiese sido hacer dibujos de gentes y lugares. (Como postdata a la pregunta: Sí que hubo una ocasión en la que empecé a dibujar otra vez. Durante los años 80, comencé a dibujar una serie de viñetas en tiras llamada 'The Beatles File'. Un periódico de Liverpool, el 'Liverpool Express', quería publicar la serie y les envié los originales. Empezaron a publicarlos, pero la serie se detuvo. Me llamaron y me dijeron que todos los originales se habían perdido. Después de eso, nunca me molesté en continuar con la serie. Sólo me quedan unos pocos originales)

Escrito por Equipo de Pop Thing el 14 de Septiembre de 2004 · 11:17 AM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..