Cargando
  14 de Septiembre de 2004

Bill Harry: La entrevista (parte V)

¡Quinta entrega de nuestra entrevista exclusiva con Bill Harry! Bill entra en detalles sobre su amistad con Stuart Sutcliffe.

Usted conoció a Stuart Sutcliffe poco después de ingresar en el 'Liverpool College Of Arts'. Hoy se le reconoce como un pintor de talento y debía serlo ya entonces, porque vendió uno de sus cuadros cuando todavía era un estudiante. ¿Cómo conoció usted a Stuart?

Quise conocer a Stuart Sutcliffe a propósito. Por alguna razón, yo parecía estar atraido por la gente creativa, porque me estimulaba. Yo quería discutir sobre arte, música, filosofía, literatura y cine, quería tener conversaciones interesantes y también quería reirme un rato, todo lo cual no podía hacerse con la mayoría de la gente corriente de clase media que había en el college, que demostraba ser bastante aburrida.

Oí rumores de que un nuevo estudiante que había ingresado (Stuart) tenía un gran potencial. Así que llegué a conocerlo y me di cuenta que teníamos un montón de cosas en común, de manera que se lo presenté a John Lennon y, junto a Rod Murray, nosotros cuatro, solíamos rondar por los pubs, cafés y fiestas y, ya más adelante, íbamos al apartamento de Gambier Terrace.

Debo decir que la primera vez que vi uno de los cuadros de Stuart me quedé perplejo. Estaba colgado en la sala de exposiciones de la planta baja del college y representaba una iglesia pintada al estilo de Van Gogh. La razón de mi reacción de asombro se debió a que se parecía tanto a una obra de Van Gogh que podía ser confundida con una y, como me gustaba Van Gogh, me gustaba mucho ese cuadro aunque, por otra parte, era tan imitativo que no tenía nada del estilo propio de Stuart.

El cuadro que le llevó a convertirse en un Beatle fue expuesto en la exposición 'John Moore' en la 'Walker Art Gallery'. Lo que ocurrió es que John Lennon se acercó por separado a Stuart y a Rod, sin dejar que uno supiese que había hablado con el otro, y les ofreció a ambos el puesto de bajista en su grupo.

En lo que a John se refería, el primero de los dos que le viniese con un bajo, estaba dentro del grupo. Recordad que en aquellos tiempos, los estudiantes eran muy pobres y comprar un bajo estaba fuera de su alcance. Nuestra beca anual era de solo unas 24 o 28 libras para un año entero.

Rod comenzó a construirse un bajo (que todavía conserva hoy) Stuart, por su lado, colocó una de sus obras, llamada 'Summer Painting', en la exposición (de John Moore), que se celebró del 17 de noviembre de 1959 al 17 de enero de 1960. En realidad, sólo era la mitad de un cuadro. Stuart había pintado en un lienzo muy grande que hubo de ser cortado en dos partes cuando se mudó a Gambier Terrace, y una de las mitades se perdió.

De cualquier modo, era un honor ser aceptado para aquella exposición, cuando había más de 2000 solicitantes, destacados artistas profesionales de todo el país. Incluso varios profesores de arte de Stuart fueron rechazados. Contrariamente a lo que dice la leyenda, Stuart no usó las 65 libras que le pagaron por su cuadro para comprarse el bajo. Sólo gastó parte de ese dinero en pagar un depósito en la tienda de Frank Hessy, para poder comprar a plazos el 'Hofner President' (el bajo) Como resultado, él se unió al grupo de John y Rod quedó muy decepcionado.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 14 de Septiembre de 2004 · 11:10 AM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..