Cargando
  14 de Septiembre de 2004

Bill Harry: La entrevista (parte VI)

Sexta parte de la entrevista que nos concedió Bill Harry. Bill vivió de cerca el periodo formativo de Los Beatles y era un visitante asiduo del famoso apartamento de Percy Street, en Liverpool. Allí, Lennon y Stuart Sutcliffe se las arreglaron para combinar arte y rock and roll... ¡o eso intentaron!

Usted, Bill, solía visitar a Stuart en su apartamento de Percy Street, sobre todo durante las vacaciones escolares. Pero sabemos que usted estaba muy ocupado trabajando en una tienda local. ¿Cómo se las arreglaba para sacar tiempo e ir a ver a Sutcliffe? ¿Cómo era él, como ser humano y como artista?

Durante las vacaciones escolares, yo tenía que buscar trabajo porque no tenía dinero. La madre de Stuart le mantenía durante los periodos vacacionales. De cualquier modo, de los trabajos que tuve, todos excepto uno eran trabajos con horario de día y yo podía dejarme caer a ver a Stuart y a otros amigos por las tardes y en los fines de semana. De hecho, yo vivía en Parliament Street, a menos de diez minutos de donde vivía Stuart.

Uno de aquellos trabajos de verano fue en el almacén de 'Woolworths', pero el mejor fue en el derribo de una factoría de 'Spiller', en Birkenhead, porque me pagaban 16 libras por semana, lo que era más de la mitad de la beca de un año entero. Con el primer salario, me compré una chaqueta azul. Fui a ver a Stuart y le gustó tanto que le dije que se la podía quedar si me pintaba un retrato.

Esto pasó en el apartamento de Percy Street. Hizo un montón de dibujos y bosquejos de mí en un pliego de papel rosa, de unos 40 por 33 cms, y después me preguntó en qué estilo quería que me pintase el retrato. Le dije que me gustaría en el estilo de Vincent Van Gogh. Solíamos sentarnos y hablar de cosas durante horas. Encontré que Stuart era muy apasionado acerca de su pintura y también que era una persona introspectiva, aunque otra gente que estuvo en su compañía pudo encontrarle diferente. Era muy intenso y muy serio sobre los temas místicos. Acostumbraba a leer libros de gente como Kirkegaard. Solíamos hablar de lo que nos depararía el futuro.

Yo sentia algo muy intenso acerca de Liverpool, su historia y sus gentes y solía contarle a Stuart las historias que leía, sobre los leones sagrados de Water Street o sobre el hecho de que Edge Hill estuviese socavada por túneles subterráneos. También descubrí que, en uno de los sótanos de Hope Street, habían descubierto barriles con cuerpos de niños en su interior. Lo de los tigres se refería a unas esculturas que estaban en un templo sagrado de Birmania y que fueron robadas y llevadas a Liverpool para ponerlas en la puerta principal de un banco de Water Street. Lo de los túneles se debió a un excéntrico millonario que se gastó una fortuna (unos 40.000.000 millones de libras, al cálculo de hoy) en hacer que un equipo de obreros construyera cientos de túneles de diferentes tamaños bajo el distrito de Edge Hill, en Liverpool.

También solíamos charlar de los lugares que habíamos encontrado para hacer bocetos y bosquejos (una diminuta calle victoriana que estaba tras un estrecho arco, al lado de Duke Street, una antigua fuente de metal en mitad de una plaza adoquinada, cerca del 'Mersey Tunnel'...) Stuart y yo decidimos hacer juntos un libro sobre Liverpool. Yo haría toda la investigación y escribiría las historias y Stuart lo ilustraría. Incluso hubiésemos podido pedir a John que colaborase. Pero nunca sucedió. Stuart se unió a Los Beatles y se marchó con ellos a Hamburgo.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 14 de Septiembre de 2004 · 11:05 AM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..