Cargando
  26 de Mayo de 2005

Bill Harry: Record Mirror y otras cosas (parte II)

En el ‘Record Mirror’, Peter Jones me dio campo libre, así que traté de introducir unas cuantas novedades en el periódico. Por ejemplo, escribí el primer artículo sobre ‘Elektra Records’ de toda Gran Bretaña. Jac Holtzman, directivo de ‘Elektra’, estaba tan encantando con lo detallado y profundo que era el artículo que me envió la colección completa de todo el catálogo de ‘Elektra’, lo que incluía discos de gente tan dispar como los Doors y Judy Collins.

También fui el primer periodista inglés que entrevistó a Bobby Darin cuando vino a Inglaterra. Lo arregló todo un amigo mío, Frank Fenter, de ‘Atlantic Records’. Yo fui al hotel ‘Claridge’ e hice la entrevista con Bobby. Hablamos sobre filosofía y sobre la opinión de Bobby acerca de un montón de asuntos interesantes. Cuando el artículo se publicó, Darin me llamó por teléfono para decirme que era el mejor artículo que había leído nunca.Me invitó de vuelta al ‘Claridge’ y empezamos a hablar de cómo sería el mundo en el futuro. Le comenté acerca de la letra de una canción que yo había escrito y que se titulaba ‘The Green Fields of Earth’. Bobby añadió una línea a mi letra. Esa canción fue grabada más adelante por Jonathan Swift, en uno de sus álbumes.

El caso es que Bobby me pidió que escribiese las notas de contraportada del LP que acababa de grabar en Londres. Al poco de eso, Bobby asistió al estreno de su nueva película, ‘Stranger in the House’ (1967), también titulada ‘Cop Out’, con James Mason y Geraldine Chaplin y, en vez de ir luego a la fiesta que se celebró después, quedó con Virginia y conmigo en el ‘Club Pickwick’. Allí nos anunció que había reservado mesa en el ‘San Lorenzo’, un restaurante de moda, y para allí nos fuimos. En una de las paredes del restaurante había una guitarra acústica y Bobby la cogió y tocó para nosotros ‘Sixteen Yellow Roses’. Como todos nos estábamos llevando tan bien, nos pidió que fuéramos por unos días a la casa que había alquilado en Belgravia. Eso hicimos, hasta que Bob nos contó que tenía que volar a París para actuar en un concierto de ‘Unicef’. Nos pidió que le acompañásemos para que nos presentase a Marlon Brando y Danny Kaye. Nos fuimos todos al aeropuerto, pero los aviones estaban en tierra debido a la niebla y tuvimos que retirarnos a un hotel de las cercanías, donde almorzamos y estuvimos dando vueltas todo el día. La niebla no llegó a retirarse y se hizo tarde para asistir al concierto, así que nos volvimos a Londres.

Esta es sólo una de las fascinantes experiencias que tuvimos mientras trabajé para el ‘Record Mirror’. Recuerdo otra ocasión en la que Virginia y yo fuimos invitados a ir a París para ver actuar en el ‘Olympia’ a Johnny Hallyday y Sylvie Vartan. Aquel show se grabó. Después de la grabación, Johnny nos llevó a ‘Castell´s’, un club nocturno muy de moda, al que iban todas las celebridades. Al día siguiente, nos entregó una copia autografiada del disco que se había hecho de la grabación del día anterior. Todavía la tenemos. Sylvie también nos regaló una copia de su último LP. No fue esa la última vez que estuvimos en París en aquellos días, porque volvimos invitados por Emperor Rosko, que era un pinchadiscos norteamericano que se había hecho amigo nuestro en Londres. Entonces tenía su propio show en París. Le visitamos en los estudios, nos llevó a cenar y luego viajamos a Bélgica, donde tenía que aparecer en un show, y aprovechamos para visitar a algunos de sus amigos.

Una de las cosas que sugerí a Peter Jones es que muy pronto los locutores, los pinchadiscos, se iban a convertir en celebridades. La BBC no se involucraba en el ambiente juvenil, pero las radios piratas le estaban haciendo la competencia. Peter me permitió seguir con mi idea de entrevistar cada semana a un locutor y empecé a hablar con todos ellos. Era la primera vez que se hacía algo así en un periódico musical inglés. Uno de los pinchadiscos con los que hablé estaba buscando trabajo. Le sugerí la idea de hacer un programa de radio semanal que consistiese en presentar el formato de un periódico musical, pero en la radio. Me dijo que llevaría la idea a la BBC, para ver si la podían usar en Radio One, y que compartiríamos el proyecto. Puse por escrito la idea, con todo detalle, se la llevó y no volví a oír hablar de él... hasta que el proyecto se convirtió en ‘Scene and Heard’, en Radio One, con el tipo presentando el programa sin darme ningún reconocimiento por haber creado la idea.

Cuando me llegó el turno de entrevistar a John Peel, no quiso que fuéramos al ‘De Hems’ y sugirió un café en Old Compton Street. Cuando llegué para la entrevista, vi que había llevado a un desconocido, un cantante joven de quien me dijo que iba a ser muy famoso. El cantante era Marc Bolan. Hay un montón de historias que contar de aquellos días... la calle que estaba al lado del pub ‘De Hems’ era Gerrard Street, donde Virginia trabajaba para una agencia de contrataciones del mundo del espectáculo, que dirigían Bob y June Perkins.

Lanzaron una agencia de publicidad y me pidieron que me uniese a ellos para ser relaciones públicas y agente de prensa de Los Hollies y los Kinks. Dejé el ‘Record Mirror’ y me uní a ellos, a ‘Project Publicity’. Después me puse por mi cuenta y pasé los siguientes 18 años como relaciones públicas de un montón de artistas. El ‘Record Mirror’ cerró y Peter Jones se convirtió en editor internacional de la revista ‘Billboard’, hasta que se retiró, hace unos pocos años. Él fue uno de los verdaderos héroes de la escena musical de los 60.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 26 de Mayo de 2005 · 12:35 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..