Cargando
  4 de Febrero de 2009

Buddy Holly y el Beat británico: influencias

En 2009 se cumplen cincuenta años de la trágica muerte de Buddy Holly. El 3 de febrero de 1959, el avión en el que Holly viajaba, junto a Ritchie Valens y a Big Bopper, cayó al poco de despegar como consecuencia de las malas condiciones metereológicas. En el accidente perdieron la vida los tres cantantes y el piloto. Buddy tenía entonces tan sólo 22 años. A pesar de su juventud, ya contaba en su haber con una envidiable cosecha de éxitos conseguida junto a su grupo, los Crickets: 'That'll Be The Day', 'Peggy Sue', 'Everyday', 'Oh Boy!', 'Not Fade Away', 'Maybe Baby', 'Rave On' y 'Heartbeat'. Además tenía ante si un futuro que todo el mundo consideraba sería brillante, teniendo en cuenta las grandes muestras de talento de las que había dejado constancia en su apretada carrera artística.

El gran Buddy Holly, en el estudioPero si Holly tuvo una gran influencia entre los artistas norteamericanos de la época, su repercusión entre los jóvenes músicos británicos no se quedó a la zaga; de hecho, junto con Elvis Presley y Chuck Berry fue el rocker más importante para los grupos ingleses de principios de los sesenta. Ellos asimilaron como nadie sus lecciones y tan sólo cinco años después de la muerte de su maestro, se lanzaron a la conquista de los Estados Unidos empleando distintas facetas del particularísimo estilo del tejano.

Buddy Holly realizó únicamente una gira por Reino Unido, en marzo de 1958, ofreciendo 25 conciertos que contaron con la presencia de algunos jóvenes que tomaron buena nota de lo que Buddy hacía en el escenario: Paul McCartney, Dave Clark, Brian Poole, Mick Jagger, Freddie Garrity, Allan Clarke y Graham Nash. Esta gira, y sus apariciones en Sunday Night at The London Palladium y en Off The Record, contribuyeron incrementar su popularidad en Reino Unido, donde consiguió colocar nueve canciones en el top ten de las listas, alcanzado incluso dos números uno con 'That'll Be The Day' e 'It Doesn’t Matter Anymore'. Al margen de las versiones realizadas por los grupos ingleses, numerosos rockers y cantantes de pop británicos de finales de los cincuenta y primeros años sesenta incorporaron a su repertorio canciones de Buddy Holly; tales fueron los casos, por ejemplo, de Billy Fury, Dave Berry, Adam Faith, Marty Wilde, Johnny Kidd, Cliff Richard, Frank Ifield o Mike Berry, quien incluso publicó un sngle titulado 'Tribute to Buddy Holly'.

A continuación vamos a dar un repaso a las principales influencias de Buddy Holly puestas de manifiesto en algunas de las versiones más significativas que los grupos ingleses hicieron de sus canciones. Un recorrido de estas características hay que empezarlo, no queda más remedio, en Liverpool y hablando de Los Beatles; y es que los Fab Four, incluso para dar nombre al grupo, tuvieron como referente a los Crickets (grillos), lo que les llevó a jugar con la palabra 'beetle' (escarabajo). La primera grabación de Los Quarrymen fue 'That’ll Be The Day' y, aunque en la discografía oficial de Los Beatles sólo figura una versión de un tema de Holly, 'Words Of Love', incluido en el álbum de 1964, Beatles For Sale, durante sus años formativos realizaron versiones de prácticamente todo el repertorio de Buddy Holly. De ello ha quedado constancia, por ejemplo en la grabación de la prueba que realizaron para intentar fichar por Decca en enero de 1962, donde interpretaron 'Crying, Waiting, Hoping' o en las cintas grabadas en el Star Club de Hamburgo en diciembre de ese mismo año, cantando 'Reminiscing'. La admiración era evidente.

Sin movernos de Liverpool, hay que hacer referencia a Los Searchers, quienes incluyeron una versión de 'Listen To Me' en su segundo álbum, Sugar and Spice, publicado a finales de 1963. También ha quedado claro que les gustaba Buddy Holly en las versiones de 'Learning The Game' y del propio 'Listen To Me' registradas en directo en el Star Club de Hamburgo en 1963. Otro gran grupo de Liverpool, Los Swinging Blue Jeans, grabaron en 1964 una versión de un tema de Buddy Holly, 'You’ve Got Love', aunque no vio la luz hasta 1993, cuando fue incluido en el recopilatorio Hippy Hippy Shake, uno de los mejores de la banda del Merseyside.

Y de Liverpool nos vamos a la cercana ciudad de Manchester. Allí, Los Hollies tomaron su nombre del apellido del rocker tejano. Buddy Holly siempre fue un gran referente para Allan Clarke y Graham Nash, incluso mucho antes de que crearan Los Hollies. Esa admiración se puso una vez más de manifiesto con la versión de 'Take Your Time' que incluyeron en su album Would You Believe de 1966 y años después, en 1980, incluso publicaron un LP (Buddy Holly) íntegramente dedicado a versiones de canciones suyas. Por su parte, Freddie & The Dreamers, incluyeron en su tercer álbum, Sing Along Party (1965), una versión de 'It Doesn’t Matter Anymore', compuesta por Paul Anka y que Buddy Holly interpretó con orquesta en una de sus últimas grabaciones. Otro grupo de Manchester, Los Herman’s Hermits, también recordaron a Buddy en 1965, al abrir su primer álbum (Herman’s Hermits) con una versión de 'Heartbeat'. La última referencia mancuniana la encontramos en el repertorio de Los Whirlwinds, el grupo de Graham Gouldman, que incluyó en la cara A de su único single, publicado en 1964, una versión de 'Look At Me'.

Pero no sólo los grupos del norte de Inglaterra tomaron como referente a Buddy Holly. Si nos vamos al sur, en Londres, Los Rolling Stones utilizaron para su tercer single, publicado en febrero de 1964, una versión del tema 'Not Fade Away', canción con la que alcanzaron el tercer puesto de las listas británicas. Por otra parte, Peter & Gordon incluyeron en su primer álbum, Peter & Gordon, publicado en 1964, una versión de 'Tell Me How' y un año después publicaron como cara A de single una sentida versión de 'True Love Ways'. Y sin abandonar el sur de Inglaterra, terminamos este repaso en Southampton, la ciudad de Les Fleur De Lys, una banda que publicó en 1965 como cara A de su primer single en el sello Immediate Records una versión de un oscuro tema de Buddy Holly, 'Moondreams'.

A finales de los años sesenta, e incluso ya en los años setenta, otros legendarios grupos ingleses, como Los Tremeloes o The Dave Clark Five, aún continuaban grabando versiones de temas de Buddy Holly, dejando clara constancia con ello de la enorme influencia que aquel malogrado joven de Lubbock tuvo en el surgimiento de la nueva generación de grupos ingleses que, a mediados de los años sesenta, transformó, de una vez y para siempre, la historia de la música popular.

(C) del texto original: Fernando López Chaurri, 2009.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 4 de Febrero de 2009 · 04:13 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..