Cargando
  20 de Mayo de 2008

Cuando The Move fueron The Action (1966)

The Move se formaron en la Navidad de 1965, cuando varios miembros de tres grupos de Birmingham (Mike Sheridan & The Nightriders, Carl Wayne & The Vikings y The Mayfair Set) abandonaron a sus antiguas formaciones con la sana intención de crear una nueva banda que rompiese con lo hecho hasta entonces. En enero de 1966 (y no en febrero, como se dice por ahí) The Move empezaron a tocar en el Cedar Club y en los alrededores de su ciudad. Poco después, hicieron la preceptiva audición con la BBC y se pusieron en manos de Tony Secunda, el polémico manager de los Moody Blues. Las sesiones de grabación en los estudios Advisión de Londres y el contrato con Deram llegaron a partir de octubre, aunque el grupo empezó a grabar maquetas casi diez meses antes. Fue una temporada muy intensa para ellos.

The Move en 1966Todo esto, dato arriba o abajo, lo sabe cualquier buen aficionado a The Move. Lo que ya resulta más oscuro es lo que pasó desde la Navidad de 1965 hasta el verano de 1966. Roy Wood aún no componía los clásicos que harían famosa a la banda y la primera intención de varios de sus componentes era más patente: Chris 'Ace' Kefford y Trevor Burton eran mods y estaban muy influidos por The Who y la Tamla Motown. Querían que The Move fuesen como el grupo de Townshend, tanto en contundencia como en estilo musical. Ese deseo, y el consejo de otro mod llamado Davey 'Bowie' Jones (que, con sus The Upper Third, había tocado en el Cedar Club a finales del 65) impulsaron el nacimiento del nuevo conjunto de Birmingham. Luego llegarían los cambios de imagen y la creatividad de Wood, pero, al principio, The Move sólo querían parecerse a The Who. Su aspiración era ésa.

¿Sólo a The Who? Por Kefford sabemos que el repertorio de su grupo se centró en la Motown durante los primeros meses de 1966. Sin embargo, Los Who habían abandonado ya ese sonido y evolucionaban hacia otros territorios. The Move, que querían estar a la última, seguramente se fijaron en otra banda de Londres que parecía estar a punto de tomar el relevo de Daltrey y los demás. Esa banda, que también bebía de la Motown, ofrecía una muy interesante variante sonora de la propuesta de The Who y acababa de estrenarse en disco en octubre de 1965. Eran el referente perfecto, el espejo en el que mirarse en 1966: eran The Action.

The Action habían empezado su carrera discográfica en octubre del 65, con 'Land Of 1000 Dances', su primer sencillo. En febrero del 66 llegó el segundo ('I'll Keep On Holding On') y en julio, el tercero ('Baby, You've Got It'). 'Keep On' entró en el Top 50 británico y generó interés en el público de fuera de Londres. The Action estaban en la prensa musical, en la BBC y en los programas de la televisión. Aunque estuvieses en Birmingham, te podías enterar de su existencia a la perfección. Parecían el siguiente grupo de éxito y encajaban muy bien con el estilo de los primeros Move, guiados por Kefford y Burton antes de que el más experimentado Wayne y el talentoso, ecléctivo e innovador Wood tomasen el relevo al timón.

Aunque nunca se ha dicho oficialmente, es casi seguro que The Move prestaron mucha atención a los tres o cuatro primeros singles de The Action. La prueba está grabada y salió a la luz en 2007, con la reedición expandida del primer álbum de los de Birmingham. En el segundo CD, se incluyeron dos canciones que fueron registradas en Advision en enero de 1967, con la intención de tener material para caras B de singles o para LPs. Por problemas técnicos con las cintas, nunca se usaron. La primera se titula 'Move' y se parece tanto a lo que hacían The Action que pasa perfectamente por una canción de éstos. La voz es como la de la de Reg King, el estilo instrumental es casi idéntico y, en conjunto, la canción tiene cierta similitud con 'Never Ever', que acababa de ponerse a la venta. Las coincidencias son tantas que cualquier fan de los chicos de Kentish Town que escuchase 'Move' creería estar ante una canción perdida de The Action. No es una exageración, comprobadlo.

La otra canción es 'Don't Throw Stones At Me', y con ella pasa lo mismo que con la anterior. Pese a que Carl Wayne cede aquí el micrófono a Kefford, la voz sigue recordando un poco a King y el estilo vuelve a asemejarse al de The Action: Motown y más Motown. Sólo los punteos se alejan de la línea más purista de estos últimos (aunque en 'Stones' se escucha de fondo una guitarra eléctrica de doce cuerdas, quizá un guiño a Pete Watson). Naturalmente, el proyecto de The Move no se quedaba en ser otra banda mod con fijación por la Tamla, cosa que se demostró a finales del 66 y a partir del 67. Pero mientras no les importó no mirar más lejos, estuvieron a la altura de los mejores. Y en 1966, sin duda, ésos eran The Action.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 20 de Mayo de 2008 · 07:13 AM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..