Cargando
  2 de Junio de 2006

Electric Prunes: Preston Ritter (parte I)

The Electric Prunes en 1966.The Electric Prunes fueron, desde finales de 1966 hasta finales de 1967, la banda más famosa de todos los Estados Unidos, si dejamos a Los Monkees a un lado. Aparecieron de la nada con 'I Had Too Much To Dream Last Night', de la mano de Dave Hassinger, el ingeniero de sonido que había trabajado con los Rolling Stones, Jefferson Airplane y los propios Monkees, en los RCA Studios de Hollywood, y desarrollaron un peculiar sonido, muy pop y muy comercial, pero innovador y diferente. Algo así como un cruce entre los Stones de 1966 y los Yardbirds de ese mismo año. Experimental, pero vendible. La mezcla perfecta.

Preston Ritter fue el batería de la formación original de The Electric Prunes. Hoy es profesor de batería y músico profesional. ¡Ha tocado con Los Beach Boys y James Brown! Tuvimos la buena fortuna de localizarlo y, como hacemos siempre en estos casos, le propusimos una entrevista. El señor Ritter aceptó (es un caballero muy agradable y educado) y nos contó muchas más cosas que las que le preguntamos. Aquí empieza la serie de capítulos en la que Preston desmenuza la historia de los Prunes, habla de Hassinger, de las técnicas de grabación, de los equipos que usaban, del sonido del grupo y hasta de lo bien que se lo pasaron con The Left Banke cuando fueron con ellos de gira, a primeros de 1967. En fin, esto es Historia en directo. Con vosotros, Mr. Preston Ritter y sus recuerdos.

1. Encantados de tenerle en Pop Thing, señor Ritter. ¿Podemos empezar preguntándole sobre su infancia? ¿Cuándo empezó a tocar la batería?

Preston Ritter: Empecé a tocar la batería cuando tenía once o doce años, pero mucho antes, desde los cinco, tocaba con cazuelas, sartenes y cucharas de madera. A los once, más o menos, mi tío, que era oficial de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, me compró una caja usada, de las que usaban en su base para los desfiles militares. Era una Slingerland, nada menos. Con ella, me ponía cerca del tocadiscos, ponía algunos discos, de lo que estaba de moda entonces, y tocaba. Todavía me acuerdo de qué discos eran: 'Cathy's Clown', de los Everly Brothers, 'The Wanderer', de Dion and The Belmonts y 'PT 109', de Jimmy Dean. Todos ellos tenían un sonido de batería muy prominente, muy destacado.

2. ¿Recuerda la primera batería de verdad que tuvo? ¿Fue la que luego usó en The Dantes, antes de entrar en The Electric Prunes?

Preston: Mi primera batería era una Ludwig, muy vieja, de primeros de los 50. Era de color azulado, con una raya plateada pintada en la parte media de cada tambor. La caja tenía la estructura de madera y no tenía timbal de base (o tom de suelo). El bombo era enorme. Mi segunda batería, la que usé en The Dantes, también era una Ludwig, pero mucho más moderna. Entregué la vieja como parte del pago de la nueva, que era un modelo de 1963, una Super Classic, con un acabado azul perla. Tenía una caja Supra Phonic, con acabado cromado. ¡Todavía tengo esa caja! El resto de esa batería me fue robado, años después. Una lástima.

3. ¿Es cierto que usted, desde adolescente, admiraba a muchos baterías de jazz? ¿Le gustaba más el jazz que el rock and roll de los 50?

Preston: Bueno, me gustan mucho los dos estilos. Lo que pasa es que mi primer batería favorito fue un batería de jazz: Gene Krupa. Cuando tenía once años, compré un LP suyo que se titulaba The Gene Krupa Story in Music. ¡Era el primer disco que compré! Todavía lo conservo, está perfecto. Krupa me encantaba. Luego, el primer batería de rock and roll con el que me obsesioné fue Sandy Nelson. Me compré todos los discos suyos que pude encontrar, y le copié el estilo. Hoy, Sandy y yo somos muy amigos, le visito en su casa de las afueras de Las Vegas un par de veces al año. Por cierto, le he hecho una entrevista que ha salido en Classic Drummer Magazine. Además de a Sandy, escuchaba a todos los baterías que tocaban en los discos de rock and roll de finales de los 50, lo que pasaba es que al principio no sabía quiénes eran. Luego me enteré de que en muchos de los discos que me inspiraron, tocaban Earl Palmer o Hal Blaine. Nunca me gustaron mucho Ginger Baker ni Keith Moon, prefería a Dino Danelli, de los Rascals, o a los baterías que llevaba James Brown en sus bandas. La verdad es que me encanta el rock and roll de los 50 y los 60, es lo único que escucho hoy en día, pero me gusta el jazz.

¡La segunda parte ya te está esperando!

Escrito por Equipo de Pop Thing el 2 de Junio de 2006 · 07:23 AM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..