Cargando
  30 de Mayo de 2005

Entrevista con Carlo Little (parte I)

Si ha habido un batería inglés que durante el primer tercio de los 60 fuese imitado e idolatrado, ése fue Carlo Little. Entre 1961 y 1964, fue el batería más admirado de todas las islas. Dio clases de batería a Keith Moon antes de que los Who existiesen, tocó con los Rolling durante 1961 y 1962 y a punto estuvo de querdarse con ellos y convertirse en una estrella pop, estuvo en la primerísima hornada del R&B britanico y por si fuese poco, fue un reputado músico de sesión que trabajó con Jimmy Page.

Pues bien, Mr. Little concedió una entrevista a Pop Thing desde su retiro londinense. La interviú se celebró entre finales de diciembre de 1999 y principios de enero de 2000. Encantado de poder hablar a los aficionados, Carlo Little contestó a nuestro cuestionario con amabilidad, haciendo uso de una excelente memoria. Leed y disfrutad porque no todos los días se puede tener disponible un músico histórico. Con todos vosotros... Mr. Carlo Little!!

1º. PT: Ante todo, gracias por atender a Pop Thing y concedernos esta entrevista. Empecemos en febrero de 1960. Usted conoció entonces al peculiar Screaming Lord Sutch y pocas semanas más tarde adquirió su primera batería profesional, con la que se convertiría en un músico mítico. ¿Recuerda algo de aquella primera batería? ¿Tal vez el modelo?

CL: Gracias a vosotros, es un placer. Sí, claro que recuerdo mi primera batería. Era una Premier de color negro, con acabado madreperla. Tenía un bombo de 22 pulgadas, timbales de 8 y 16 pulgadas y una caja de 14. La compré en el Soho, en Londres, en Chas Foote´s. Era un gran instrumento.

2º. PT: ¡Sin duda lo era! Con él se convirtió usted en el mejor batería inglés de la época, y sólo le costó un año y medio, porque en septiembre de 1961 ya era tenido como tal. En esas fechas se unió usted de forma permanente a los Savages, el grupo de Lord Sutch y grabó con ellos el primer single de Sutch, 'Till The Following Night' (HMV POP 953), producido por Joe Meek. ¿Recuerda la sesión? ¿Grabaron ustedes en el famoso apartamento de Meek, repleto de equipos de grabación?

CL: Oh, sí, grabamos en su piso de Holloway Road, en el norte de Londres, ya lo creo. 'Till The Following Night', que era la cara A, nos llevo 12 tomas hasta que conseguimos que sonase como queríamos. Y la cara B, que era 'Good Golly Miss Molly' fue un duro trabajo para mí, porque tenía que hacer un montón de solos de batería. Lo recuerdo, sí.

3º. PT: ¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Joe Meek? Hoy se dice que aunque era una persona inestable, también era un gran productor que se había hecho a sí mismo. ¿Qué opina usted?

CL: Meek sabía lo que quería y siempre trataba de obtener lo mejor de la gente con la que trabajaba. Yo creo que es posible que a veces estuviese frustrado porque no siempre se podía conseguir lo mejor de cada uno. Y en ocasiones, nosotros tampoco sabíamos exactamente qué era lo que el quería hacer.

4º. PT: De cualquier modo... ¿Qué pasó con aquel primer disco de Lord Sutch y los Savages? ¿Fue un éxito de ventas?

CL: De ningún modo, no. Nos hicieron unas cuantas reseñas y críticas, de todo tipo. Eso fue lo único que obtuvimos, porque desde luego que no fue un éxito.

5º. PT: El siguiente 45 rpm de Lord Sutch y los Savages no llegó hasta 1963 (DECCA F 11598). De nuevo lo produjo Joe Meek y era nada menos que el clásico 'Jack The Ripper'. ¿Qué recuerda de aquella sesión?

CL: Pues que la hicimos en una tarde, en sólo tres horas. En ese tiempo grabamos las dos caras del disco. Recuerdo que el gran Bernie Watson tocó un solo de guitarra deslumbrante en la cara B, que era 'Don't You Just Know It'.

6º. PT: Usted conoció a Jimmy Page en torno a 1964, cuando él intervino en la sesión de grabación del cuarto sencillo de Lord Sutch ('She' s Fallen In Love With The Monster Man'), esta vez para la casa Oriole (Oriole CB 1944). ¿Qué recuerda de aquel joven guitarrista de estudio que estaba ya a punto de ser una estrella con los Yardbirds?

CL: Jimmy intervino en la sesión que decís, es cierto. Tocó en las dos caras, en la cara A y en 'Bye, Bye Baby'. Provenía de Los Crusaders, la banda de Neil Christian (nota: un cantante tipo 'teen idol' que se recicló con la llegada del Liverpool Sound). Siempre fue un buen guitarrista y también tenía amistad con los Savages.

7º. PT: Entonces tal vez llegó usted a conocer a Jackie DeShannon, la famosa cantante y compositora norteamericana, que a finales de 1964 mantenía una relación con Page a la vez que trabajaba con él en la grabación de cuatro canciones en Londres. Incluso es posible que usted mismo tocase en aquellas sesiones ¿no es verdad?

CL: No, no llegué a conocer a Jackie DeShannon ni toqué en ninguna de sus sesiones de grabación, pero sí toqué para Jimmy Page en la Immediate, en 1965.

8º. PT: Precisamente a eso íbamos. Cuéntenos sobre su trabajo para Immediate, por favor.

CL: De lo que ahora se conoce como las grabaciones o producciones de Jimmy Page para la Immediate, los músicos que intervinimos no nos enteramos en su momento. Es decir, fuimos contratados por Jimmy, que actuaba de productor, para hacer el acompañamiento en un disco de un cantante que se llama Andy Anderson. Estábamos Nicky Hopkins, Jeff Beck, Cliff Barton y yo. Cuando terminamos el trabajo, los demás y yo nos pusimos a improvisar un poco. Y Page grabó aquella improvisación sin que nosotros lo supiésemos. Después, la Immediate y él lo comercializaron sin nuestro consentimiento. Desde entonces, ese material ha aparecido en cientos de recopilatorios. ¡No hace falta decir que no nos gustó nada!

9º. PT: ¡Desde luego! Volvamos por un momento atrás y hablemos de los primeros Rolling Stones. Philip Norman dijo en su libro que, incluso a comienzos de 1963, unos meses antes de su primer éxito, Brian Jones quería que usted fuese el batería. Finalmente, eligieron a Charlie Watts, posiblemente porque usted estaba demasiado ocupado y quizá era demasiado bueno para lo que los Rolling Stones eran entonces. ¿Qué piensa usted de esto?

CL: Estoy de acuerdo con lo que decís. Hay que pensar que entonces yo estaba con Cyril Davies, que acababa de separarse de Alexis Korner y todo el entorno del Ealing Club porque no le gustaba la sección de viento de la banda de Alexis. Davies formó un nuevo grupo a finales de 1962 y reclutó a varios miembros de los Savages, yo incluido. Nos llamamos The Rhythm and Blues All-Stars y nos convertimos inmediatamente en el grupo estrella de las noches de R&B del Marquee, a lo largo de todo 1963. Los Stones eran fervientes fans tanto de los Savages como de Cyril, así que venían mucho a vernos y, a fuerza de rogar y rogar, consiguieron que Davies les dejase tocar en los intermedios de nuestras actuaciones. Nosotros éramos los profesionales y ellos los chicos que empezaban. A las pocas semanas, Davies los despidió, porque los Stones le pidieron más dinero por tocar, y él no creía que se lo merecieran. Tened en cuenta que nosotros llevábamos mucho tiempo tocando de una manera u otra y para entonces ganábamos mucho dinero. Pero los Stones estaban empezando nada más. De hecho, necesitaban un bajista y un batería permanentes y nos pidieron a Rick Brown y a mí que ocupásemos los puestos hasta que encontrasen a alguien. Aceptamos por el dinero e hicimos unas cuantas actuaciones con ellos, pero no les teníamos en gran concepto entonces. Nosotros eramos mayores y más profesionales, así que cuando Brian Jones me pidió que me quedase con los Rolling Stones le contesté que no... ¡porque ni siquiera podían pagarme la gasolina!

10º. PT: ¿Y qué tal con Brian Jones? ¿Llegó a conocerle bien?

CL: No, realmente no. Sé que él creía que yo era un gran batería y que quería que me uniese a los Stones y en aquellos días le compré todos sus discos de Johnny Cash para ayudarle a conseguir algo de dinero.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 30 de Mayo de 2005 · 01:00 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..