Cargando
  7 de Marzo de 2007

Especial Los Brincos y Agustín González (I)

¿Ya sabíais que Manolo González, el bajista de Los Brincos, fue hermano del célebre actor Agustín González? Pues así fue, aunque no es un dato que sea muy conocido. Teniendo en cuenta la relación fraternal, no pudimos menos que preguntar a Manolo cómo era su trato con Agustín y cómo veía éste a Los Brincos. Por descontado, nos lo ha contado todo y de forma tan minuciosa que lo hemos dividido en dos partes y hemos montado un Especial, en homenaje a los dos hermanos. Recuerda que si quieres seguir en orden toda la serie de revelaciones que Manolo González nos hace sobre Los Brincos y su mundo, puedes hacerlo aquí.

Manolo González: "¿Que cómo veía mi hermano Agustín mi dedicación a la música? Supongo que muy bien. Nunca hablé con él acerca de esto. Simplemente existía la sintonía que se crea entre dos o más personas que se dedican a cualquier actividad artística. Pero antes, dejadme que me extienda un poco, en describir la relación que siempre me ha unido a mis hermanos, y que por cierto ha sido entrañable. Yo soy el menor de cuatro hermanos. Me llevo diez años de diferencia con mi hermana, y catorce con Agustín que era el mayor. El año que nací, 1944, hacía poco tiempo que había terminado la guerra civil. Eran tiempos duros aunque yo no era consciente de ello. Por ser el más joven, fuí mimado, durante mi niñez, por toda la familia. No fui un niño al que se le concedían todos sus caprichos, pero sí recibí un gran cariño por parte de todos: de mis padres y de hermanos".

"Ni mi familia ni yo mismo hemos sido proclives a demostrar nuestro afecto y cariño hacia otros con zalamerías, caricias, besos y todo ese tipo de expresiones. Es más, hemos sido incluso algo fríos y despegados en ese sentido. Nos hemos entendido sin palabras. Siempre nos hemos sentido arropados y protegidos los unos por los otros... Una vez hecho el anterior comentario, diré que mi hermano Agustín fue el más independiente de los cuatro hermanos, desde que se dedicara al teatro. Fue el que primero se marchó de casa y aunque siempre estuvo en contacto con todos nosotros, no nos veíamos con la misma frecuencia que antes. Por ello no tuve con él una relación diaria. Yo me sentía orgulloso de Agustín cada vez que leía en el periódico alguna crítica acerca de su buen hacer como actor, pero aparte de eso, no había más contacto entre su mundo y el mío. Éste giraba en torno a mis estudios y a la música de Los Shadows a los que intentaba emular con Los Blue Shadows. Antes de formar parte de Los Brincos, cuando era tan sólo un músico aficionado, nunca pregunté a Agustín que le parecía todo aquello ni tampoco él me dijo nada al respecto. Pero yo pienso que, con toda seguridad, él lo vería con buenos ojos".

"Sin embargo, una vez que Los Brincos comenzaron a funcionar, hubo ocasiones en las que coincidimos él y yo en ciudades que estaban en fiestas; Agustín por estar representando alguna obra teatral y Los Brincos por tener contratado algún concierto. Fue en una de estas ocasiones en que, estando en Logroño, tuvimos la ocasión (¡breve!) de compartir unas horas. Estábamos alojados en el mismo hotel y nos reunimos en la cafetería del mismo para charlar un rato. Mi hermano y María Luisa Ponte, que estaban en la misma compañía, me presentaron a una jovencísima Ana Belén que empezaba entonces a hacer sus primeras apariciones como actriz".

Escrito por Equipo de Pop Thing el 7 de Marzo de 2007 · 04:39 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..