Cargando
  25 de Junio de 2008

France Gall: 'Poupée de cire'; 63 - 68 (parte I)

El 20 de marzo de 1965, France Gall ganó el Festival de Eurovisión con una canción que le había compuesto Serge Gainsbourg y que se titulaba 'Poupée de cire, poupée de son'. Su éxito fue tal que, para poneros un ejemplo, sólo en España se grabaron diez versiones de la canción en los meses que iban desde la celebración del festival hasta finales de aquel año. ¿Qué es lo que hizo que France Gall se hiciese tan famosa? Y ya que estamos... ¿quién era France Gall? Buena pregunta.

France Gall fue uno de los pilares del sonido moderno de la alegre Francia de mediados de los 60. El sonido ye-ye francés se extiende desde 1961 hasta 1967, pero durante ese tiempo hubo etapas diferentes. En lo referido a las cantantes, primero llegaron las propiamente ye-yes (como Sheila), luego llegó Françoise Hardy a finales de 1962 y marcó un estilo diferente y, finalmente, en 1963 apareció en escena France Gall y lideró la última fase del fenómeno. La aportación de France Gall al pop francés de 1964 a 1967 es muy importante. En Chez Les Ye – Yes vamos a dedicarle unos cuantos artículos, que ya iba siendo hora de que alguien revolviese en los archivos y lo hiciera. Por razones de espacio, tendremos que resumir.

Los inicios de France Gall (1963 - 1964).

France Gall, con media melena, en 1965France Gall estaba destinada a ser cantante. Su abuelo había fundado los famosos Petits Chanteurs a la Croix de Bois junto a M. Maillet. Su padre era el compositor Robert Gall (creador junto a Charles Aznavour de 'La Mamma) y se encargó de educar a la perfección la voz de France. Sus dos hermanos, Philippe y Patricia, tocaban bien la guitarra y el piano y también componían. Sabiendo todo esto, no es nada raro que la pequeña de la familia Gall iniciase su carrera como cantante a finales de 1963, fichada por la Philips. Sólo tenía 15 años (había nacido en el 47), una presencia agradable y una voz muy particular, dulce o enérgica según se requiriese. El equipo de trabajo que la apoyaba en la casa de discos era poco menos que formidable. Su propio padre escribió alguna de las canciones de su primer repertorio, junto a compositores franceses de la talla de Vidalin, Tezé, Magenta, Datín y hasta el propio Frank Pourcel. Y el arreglista y orquestador Alain Goraguer también echó una mano, acompañando con su orquesta a France en las grabaciones, haciendo arreglos y hasta componiendo. Por su parte, el equipo técnico consistía en Ediciones Bagatelle & Gimmick o Bagatelle a secas (producción), Gérard Collard (ingeniero de sonido), Denis Bourgeois (realizador, y también el que la fichó para Philips) y J. Aubert (fotógrafo de las portadas). ¡Hasta sabemos el nombre del maestro impresor que confeccionaba las carpetas de los discos, Monsieur F. Richir, de Paris – Le Perreux!

France Gall llegó en buen momento, porque había un hueco que ella podía llenar. Françoise Hardy era demasiado adulta y casi parecía una existencialista parisina en versión pop. Sheila y su corte de imitadoras estaban muy de moda en 1963, pero pronto iban a dejar de estarlo. France tenía un estilo distinto, más juvenil, más actual y más fresco, muy adecuado a los nuevos tiempos. Iba a ser la innovación del ye – ye francés. La chica inició su carrera discográfica en noviembre de 1963, con un EP (434.807BE) que contenía 'Ne sois pas si bête', su primer éxito francés. En su segundo disco, de marzo del 64, Serge Gainsbourg, que ya había iniciado su etapa pop, le compone 'N'e écoute pas les idoles', labor que repetiría en el cuarto (agosto del 64, 434.949BE) con 'Laisse tomber les filles’ como tema estrella. Gainsbourg convirtió a France en su musa durante un tiempo y le proporcionó material hasta 1967. 'Laisee tomber les filles' no es de lo mejor que escribió, pero es una buena canción, de ésas que van gustando poco a poco, a medida que se escuchan. Mucho más directa es 'Christiansen', que también sale en el EP y que cuenta una historia de amor juvenil entre chica francesa y chico noruego con una hermosa letra llena de referencias a playas y a paisajes grises y nevados y con una coda que remata a la perfección la melancolía de esta canción, ideal para France.

Ese mismo mes de agosto, Philips pone en las tiendas el primer LP de France Gall, compuesto por los tres primeros EPs franceses y titulado, con no mucha imaginación, France Gall. Es curioso, porque, en marzo, la compañía ya había publicado un mini - LP con los dos primeros discos de cuatro canciones. El mayor atractivo de todos estos formatos eran los distintos diseños de portada y las diferentes fotografías. Las canciones, como contamos, se repetían. Era costumbre.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 25 de Junio de 2008 · 07:47 AM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..