Cargando
  19 de Enero de 2010

Liverpool en los años 60: Mister Martin Craig (I)

Martin Craig, hoy un popular músico en Escocia, se mudó a Liverpool desde su Newcastle natal en el año 1965. Permaneció en la ciudad del Mersey hasta finales de 1967, y durante ese periodo de su vida, tuvo tiempo de conocer a famosos grupos locales (Big Three, Swinging Blue Jeans, Merseybeats, Gerry & The Pacemakers, Rory Storm & The Hurricanes, Earl Preston's Realms y más) y a todo tipo de personalidades. Martin leyó nuestro artículo sobre el disco Liverpool Today. Live At The Cavern, y se ha animado a compartir con nosotros sus recuerdos.

The Cavern, Liverpool, en 1967"Entre el año 65 y finales de 1967, trabajé en una compañía de equipos de audio que se llamaba Stern-Clyne y estaba en Lord Street, Liverpool. Tenía 19 años cuando empecé. Yo era músico, así que cuando mi novía Lynnette y yo nos fuimos a Liverpool, sentí que estaba en tierra sagrada. ¡Vivía en la cuna de la música beat! Yo había conocido a Lynnette en la Escuela de Arte de Newcastle. Eric Burdon estaba un curso por encima y Brian Ferry también andaba por allí, supongo que aprendiendo a crear el estilo que luego desarrolló con Roxy Music. Volviendo a Liverpool, mi mejor amigo en Stern-Clyne era Roy Harwood, quien también se hacía llamar Roy Exeter cuando ensayaba con su grupo. Compartíamos la pasión por la música y por las carreras de coches; el circuito del Grand Prix de Aintree nos quedaba muy cerca. El pelirrojo Roy también se dedicaba a las chicas; yo me sentía (y aún me siento) feliz con Lynnette, pero Roy perseguía con éxito a cualquier chica en minifalda que le pasara por delante".

"Stern-Clyne era una firma conocida, sobre todo, por vender a los audiófilos equipos de audio muy caros y de mucha calidad. Estábamos muy orgullosos de conocer lo último en amplificadores, altavoces, giradiscos, agujas y cápsulas. La tienda era un imán para los amantes de la música, porque se podía reservar hora en lo que llamábamos 'la sala de las comparaciones', en la que les mostrábamos en funcionamiento cualquier equipo que deseasen, sin ser molestados por otros clientes o por curiosos. Muchos grupos de Liverpool que, después de tener éxito, se quedaron en la ciudad, nos visitaban con regularidad: venían miembros de Earl Preston's Realms, Big Three, Kingsize Taylor and the Dominoes, Merseybeats, The Fourmost, Swinging Blue Jeans, Gerry & The Pacemakers y Rory Storm & The Hurricanes, el grupo de Ringo antes de que ingresase en Los Beatles, en 1962".

"También teníamos mucha relación con Freda Kelly, que llevaba el club de fans de Los Beatles. A veces, nos traía copias promocionales o prensajes de prueba de los nuevos discos de los Fab Four. Recuerdo el single de 'Penny Lane' y 'Strawberry Fields' y también el LP de 'Sgt. Pepper's', porque fue algo muy especial. Roy, Freda y yo nos encerrábamos en la 'sala de comparaciones', elegíamos el mejor equipo de sonido y poníamos el disco en cuestión, para ver cómo se escuchaba. Si hay algún fanático de la alta fidelidad que esté leyendo esto, le gustará saber que nuestro equipo favorito era uno compuesto por una cápsula Ortofon, un brazo SME, un giradiscos Garrard 301 (que nos gustaba más que su rival, el Thorens) y un pre - amplificador y amplificador Quad, de válvulas. En cuanto a las cajas acústicas, solíamos elegir unas Lowther PM1, o unas Quad Electrostatics, o un par de magníficas Wharfedale, que estaban rellenas de arena y venían de fábrica con altavoces Goodmans Audium (un 'woofer' de 15 pulgadas, uno de 8 pulgadas para frecuencias medias y también una trompeta especial de agudos, de marca Fane)".

"La primera vez que pusimos 'Sgt. Pepper's' en el equipo, las primeras notas de la canción que abría el álbum hicieron que la aguja Ortofón de 0.25 gramos se separase del vinilo. ¡A continuación, el brazo SME se fue alzando poco a poco, hasta que quedó colocado a 90 grados, mirando al techo! ¡Nos dimos cuenta de que la nueva música pop era demasiado fuerte para los equipos de alta fidelidad más sensibles! Esto también lo pudimos comprobar con la hermana de Peter Noone, de los Herman's Hermits; llevaba el club de fans del grupo y nos visitaba bastante".

"Aunque os pueda parecer raro, Stern-Clyne sólo tenía a la venta un único modelo de guitarra eléctrica. Era una Fenton Weill Dualtone, de color marrón. Nunca vendimos una, porque Hessy's, la legendaria tienda de guitarras, estaba justo a la vuelta de la esquina, en Stanley Street; ellos tenían lo último en instrumentos y amplificadores. En la hora del almuerzo, yo solía tomar a toda prisa una taza de sopa y me iba al almacén de Stern-Clyne, a practicar con la Fenton Weill. Mi sueldo era tan bajo que nunca pude aspirar a comprarme una, pero, al menos, mejoré mucho mi técnica gracias a las horas de ensayo con aquella pequeña maravilla".

"Stern-Clyne tenía relaciones comerciales con Cavern Sound, el pequeño estudio de grabación que estaba junto a The Cavern, en Mathew Street. Esto era así porque nosotros teníamos un excelente servicio de reparaciones y asistencia técnica. Lo dirigía Mister Montgomery, un sobreviviente de un campo de concentración japonés, de la Segunda Guerra Mundial. Le llamábamos 'Monty'. Podía reparar cualquier cosa que funcionase con electricidad, y fue tan generoso que nos enseñó a Roy y a mí cosas que, en mi caso, me han sido útiles toda la vida. Aún conservo una pequeña tarjeta en la que Monty me escribió los valores de cada resistor y su código de colores. Cuando Mister Montgomery creía que Roy y yo podíamos encargarnos de un trabajo, delegaba en nosotros. Nos solía encargar tareas relacionadas con los amplificadores de guitarra, de los que él pensaba que estaban pobremente construidos, en comparación con los equipos de alta fidelidad. Nos enseñó a usar un comprobador de válvulas, fabricado por la casa Mullard. Todos los grupos de Liverpool nos traían las válvulas de sus amplificadores, para que las chequeásemos y les dijésemos si había que cambiarlas ya o si todavía tiraban".

"Monty también nos enseñó cómo funcionaban algunas de las mejores grabadoras profesionales. Nos convenció de que, aunque las Brennell y las Bang & Olufsen eran buenas, las mejores eran las Revox. La tienda tenía stock de Revox; Monty decía de ellas que eran 'sus relojes suizos', y yo nunca cuestioné sus predilecciones".

"Me parece recordar que Cavern Sound tenía una grabadora mono Philips, de alta velocidad; también es cierto que yo les llevé en una ocasión un par de Revox G36s, no sé si para probarlas o para comprarlas. Estoy seguro de haber conocido a Bob Wooler en The Cavern, porque nosotros les hacíamos las reparaciones y también el mantenimiento. Y acabo esta primera parte del artículo con una anécdota sobre Los Beatles (¡en la segunda entrega, habrá más!): Freda Kelly nos había contado que Lennon tenía una Brennell de tres pistas, para sus demos caseras. ¡Intentamos por todos los medios que le dijera que debía probar una Revox, porque eran mejores!"

(C) del texto original: Martin Craig, Old Billhope Cottage, Escocia, 2009. (C) de la traducción y del presente artículo: Equipo de Pop Thing, 2009.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 19 de Enero de 2010 · 07:45 AM

Anterior
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..