Cargando
  22 de Agosto de 2005

Los Brincos también usaron Vox (1964 - 1968)

Cuando se preparó la campaña de lanzamiento de Los Brincos, en otoño de 1964, no se dejó ningún cabo suelto. La imagen que el grupo quería tener estaba muy calculada. No sólo se trataba de vestir con capas y zapatos de cascabeles, también había que tener amplificadores Vox, que estaban muy de moda.

En España, los Vox llegaron con retraso. En 1963, apenas se veían. En 1964 no mejoró mucho el tema: las grandes tiendas de instrumentos de Madrid y Barcelona (Leturiaga, Alberdi, Casa Montserrat...) no los tenían en stock y, como mucho, los pedían a Gran Bretaña previo encargo. La importancia de tener un Vox corrió paralela a la carrera de Los Beatles en España. Aunque los discos de los de Liverpool se publicaban en la península desde 1963, no fue hasta el verano de 1964 cuando el grupo se hizo realmente popular aquí, tras el estreno de 'A Hard Day's Night'. Desde ese momento, se empezaron a ver timidamente en España los primeros Vox AC30. Los Tiburones ya usaban un par de ellos en otoño de 1964, pero el suyo fue un caso relativamente aislado. La llegada de Los Brincos marcó la puesta de largo de los nuevos modelos de la Vox.

Los Brincos grabaron sus primeros singles y su LP de debut en octubre y noviembre del 64, y parece ser que lo hicieron usando amplificación Vox. Las fotos de promoción que se tomaron en esas mismas fechas, muestran a Juan Pardo y Junior utilizando un Vox AC50 cada uno, y a Manolo González empleando un Vox T60. El AC50 era una evolución del AC30, requerida por los grupos ingleses que tenían que tocar en locales cada vez más grandes. El T60, por su parte, era un amplificador para bajo y de transistores. Fue el primer experimento que Vox hizo para eliminar las válvulas de sus modelos, pero la técnica no proporcionaria transistores realmente eficientes hasta 1966, y Vox no volvió a hacer más pruebas hasta ese año.

Los Brincos funcionaron con ese equipo desde finales de 1964 hasta entrado 1965, que fue cuando adquirieron lo último que la Vox había lanzado al mercado: el Vox AC100. Los primeros ejemplos de este nuevo modelo se produjeron en 1964, y se entregaron a Los Beatles, que necesitaban una amplificación más potente para usarla en sus giras por Estados Unidos. El AC100 fue la primera columna de amplificador / altavoz que se puso a la venta, un auténtico armario si se comparaba con los AC30 y AC50. Como en el AC50, en el AC100 la parte electrónica (lo que constituía el amplificador en sí; válvulas...etc) iba colocada en un cabezal aparte, de pequeño tamaño, que se ponía encima del cuerpo o 'cabinet' que contenía los altavoces (seis, en el caso del AC100). Todo el conjunto podía ser montado en un armazón de tubos cromados, que también vendía la Vox y que permitía un manejo más fácil de semejante aparato. Los Brincos tuvieron tres AC100: dos de guitarra para Juan y Junior y uno de bajo para Manolo González.

Como sabéis, Los Brincos se separaron a finales de 1966. No hay datos ciertos, pero todo indica que siguieron usando estos amplificadores hasta entonces, y que tras la disolución del grupo, Juan y Junior se llevaron sus AC100. Los renacidos Brincos fueron fieles a Vox y compraron nuevos modelos (ya de transistores) en 1967: esta vez se trataba de un par de Vox Supreme de 100 vatios (para las guitarras) y de un Vox Super Foundation (también de 100 vatios) para el bajo. Juan Pardo y Junior Morales se cambiaron a la marca Semprini a principios del 67, cuando se lanzaron como dúo, pero volvieron a sus Vox AC100 en 1968. Los amplis de 1967 y los AC100 de 1965 pueden ser observados a plena satisfacción en los clips de programas de TVE recogidos en el DVD que se incluye en 'Reserva Especial', el último (y excelente) CD recopilatorio de Los Brincos y Juan & Junior.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 22 de Agosto de 2005 · 03:41 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..