Cargando
  5 de Octubre de 2000

¡Los Byrds en Inglaterra! (agosto de 1965)

Una de las mayores sensaciones para un grupo norteamericano de 1965 debía ser la de viajar a la tierra de Los Beatles y ser recibido por los gritos de centenas de fans en el aeropuerto, exactamente igual que las bienvenidas que los cuatro de Liverpool obtenían en los USA. Los Byrds (un grupo que se venera en Pop Thing, creednos) vieron cumplido el sueño de ser recibidos en Gran Bretaña como si fuesen unos nuevos Beatles del otro lado del charco. Y lo eran, en más de un sentido.

The Byrds en el 'Ed Sullivan Show', diciembre de 1965.El pequeño tour inglés de Los Byrds apenas duró un mes, en agosto de 1965, pero fue memorable. El grupo acababa de tener un nº 1 en las islas con 'Mr. Tambourine Man' y 'All I Really Want To Do' se había colocado ya en el nº 4. La agenda del quinteto incluía conciertos en el Blaises de Londres, en Lancashire, en el Finsbury Park Astoria, en Slough y en el Pontiac de Putney, cerca de Londres mismo. La gira casi no llegó a celebrarse, debido a problemas con el sindicato inglés de músicos, pero una vez confirmada, fue una revolución. Los Byrds fueron recibidos como estrellas. Los Beatles fueron a verles tocar (en el Blaises) y quedaron tan impresionados que admitieron la influencia en su propio sonido. Brian Jones hizo de guía londinense para ellos. Las fans les gritaban, totalmente histéricas (las de Bournemouth fueron buena prueba de esto) Y a pesar de todo, la visita fue un pequeño desastre. ¿Razones? De todo tipo y para todos los gustos. Nos explicamos.

Siempre se ha dicho que Los Byrds eran un grupo irregular en sus actuaciones en directo, y parece ser que no se lucieron en Inglaterra. Según cuentan los informes, tocaban demasiado alto y con mal sonido, y también afinaban en escena, algo a lo que los británicos no estaban acostumbrados en 1965. Además, Jim Mc.Guinn y Chris Hillman estaban enfermos, con una violenta gripe que casi no les permitió aparecer en la mismísima BBC.

La prensa se los merendó, en parte con razón y en parte por celos patrióticos, porque realmente Los Byrds rayaban muy alto y se acercaban considerablemente a los propios Beatles. El público quedó dividido. La misma noche que el grupo tocó en el Adelphi de Slough también tocó en el club Pontiac de Putney, ya de madrugada. Quienes fueron a verles a Slough dijeron que fue horrible. Quienes les vieron en Putney (donde tocaron una hora) dijeron que fue maravilloso.

Los Byrds volvieron a Los Angeles el 23 de agosto de 1965, para seguir grabando su segundo LP, cansados, enfermos y con la sensación de haber fracasado en su conquista. Por si fuese poco, a Mc.Guinn le robaron su Rickenbacker de 12 cuerdas y el disco de oro que les habían entregado por las ventas de 'Mr. Tambourine Man' también desapareció en las manos de algún desaprensivo. Septiembre sería un mes duro para estos auténticos 'Beatles USA'. Pero la pica estaba puesta en su Flandes: cuando grababan pruebas para su tercer single, entre finales de agosto y principios de septiembre de 1965, John Lennon y Paul Mc.Cartney acudieron a observar las sesiones. Y volvieron a Inglaterra con unas cuantas ideas.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 5 de Octubre de 2000 · 05:12 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..