Cargando
  5 de Octubre de 2000

Los Who y 'I Can´t Explain': una grabación complicada

Cuando los Who se disponían a comenzar su carrera discográfica de la mano de su nuevo mánager (Kit Lambert), en noviembre de 1964, ya habían grabado un single como The High Numbers para Fontana. Publicado en julio de 1964, el disco (con 'I'm The Face' y 'Zoot Suit') fue un sonoro fracaso: sólo se vendieron un tercio de las 1000 copias que se pusieron a la venta. El sonido del 'single' tenía muy poco que ver con lo que Los Who estaban consiguiendo en sus muchas actuaciones en vivo.

El EP francés que contenía 'I Can't Explain' (1965).Cuando llegó el momento de lograr otro contrato discográfico, Lambert pasó por varias compañías con una demo más actual del grupo. La cinta contenía una primera versión de 'I Can´t Explain', compuesta por Pete Townshend. La EMI rechazó al cuarteto. Pero no hubo necesidad de insistir mucho, porque la secretaria de Kit pasó la cinta a Shel Talmy, el productor de moda gracias a su trabajo con los Kinks. Talmy acudió a ver a los Who en directo y los fichó, sin más. Les consiguió un contrato con Brunswick un subsello de la Decca americana (probablemente la casa de discos más conservadora del planeta en 1964) y a continuación, les consiguió también un acuerdo con la Decca inglesa. Sólo faltaba grabar el primer single oficial de los Who.

Y ahí llegaron los problemas. La canción elegida fue 'I Can´t Explain'. Todo el grupo, con Talmy a la cabeza, se dirigió a los estudios de grabación de la Pye. La idea –fuese de Talmy o fuese de Townshend- era que la canción tomase cierto sonido Kinks, pero el resultado no se consiguió en los primeros intentos. Según Richard Barnes, la cosa sonaba "como un disco de Bob Dylan". La solución de Talmy consistió en llevar a Jimmy Page para que sustituyese a Pete en la guitarra (o al menos, en el solo de guitarra) y a los Ivy League para que hiciesen los coros más agudos. Y se comentó que tal vez hiciese falta un batería de estudio, porque Keith Moon era muy anárquico en su técnica y no se adaptaba a los patrones habituales de la época.

Al final, la versión publicada de 'I Can´t Explain' (que sonaba como una mezcla de Kinks y Beatles pasados por la coctelera Who) tenía tantos músicos de estudio en ella que un poco más y los Who se quedan en el pasillo. Ni siquiera hoy se sabe si Pete Townshend tocó o no tocó al final su Rickenbacker en la versión definitiva o si fue Page quien lo hizo (en 'Bald Headed Woman', la cara B, Pete NO tocó y Jimmy sí ocupó su puesto). Townshend siempre ha negado que Page le sustituyera.

El disco llegó al nº 8 de las listas británicas, en enero de 1965. La Decca americana lo lanzó en los Estados Unidos, pero como ellos estaban especializados en country & western, el disco de los Who les sonaba a rayos y no se gastaron ni un dólar en hacer publicidad. Cuando llegó la hora de grabar un segundo sencillo, Shel Talmy ya tenía preparados a Page, a los Ivy League y a un batería de estudio. Si Los Who no se hubiesen plantado, 'Anyhow, Anyway, Anywhere' hubiese podido ser muy diferente a lo que terminó siendo. Aún así, los problemas con Talmy fueron continuos hasta la ruptura en 1966, y casi todas las sesiones de grabación de 1965 (en los estudios IBC o en los Olympic) fueron bastante problemáticas. Por no hablar de la falta de visión pop de los responsables de la Decca americana, que en junio del 65 devolvieron las cintas master de 'Anyhow...' alegando que tenían un defecto técnico porque, vaya por Dios, estaban llenas de feedback. Caramba, caramba.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 5 de Octubre de 2000 · 04:09 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..