Cargando
  10 de Septiembre de 2008

Pop español de los 60: Brincos en el estudio

Teníamos muchas ganas de que Manolo González nos contase más cosas sobre las sesiones de grabación de Los Brincos. Como también queríamos que nos hablase de cómo hicieron 'El pasaporte', aprovechamos para plantearle las dos cuestiones. Manuel, como siempre, nos respondió sin prisas y con muchos datos. En esta primera parte, abordamos el tema general de las grabaciones de Los Brincos entre 1964 y finales de los 60. En la siguiente, incluiremos lo que no quepa en ésta y nos referiremos a la sesión de 'El pasaporte'. ¡Saltamos directos al año 1964!

Los Brincos y su 'Mejor', en NovolaManolo González: "La fecha exacta de la primera grabación no la recuerdo, pero fue en la segunda mitad de 1964. Era un día soleado y me parece que íbamos sin mucho abrigo, por lo que debía ser ya verano o quizá otoño. Habíamos estado trabajando durante ocho meses en la azotea de la casa donde vivían los padres de Fernando Arbex, y por fin sabíamos ya que íbamos a grabar con la compañía Zafiro, en el sello Novola, creado para potenciar la aparición de nuevos artistas dentro del panorama musical español de la época. Fue una iniciativa brillante de Esteban García Morencos y su equipo en la empresa, que propició un empujón a la música española de aquellos años sesenta".

"Ya conté que los contactos de la familia de Fernando nos ayudaron a importar de Inglaterra las guitarras y amplificadores, que utilizamos durante un tiempo. También Novola nos echó un cable en este asunto. Cambiamos varias veces de guitarras durante el tiempo que estuvimos en activo. No ocurrió así con los amplificadores, que fueron siempre de la marca Vox. Sobre esto ya habéis hablado en Pop Thing".

"El estudio contratado por Zafiro, que no tenía propios, era el de Fonogram, que pertenecía a Polydor. Se encontraba en Madrid, en la Avenida de América, muy cerca de los estudios CEA, en la mal llamada entonces Autopista de Barajas. El ingeniero que debía grabarnos era José María Batlle, un tipo simpático además de excelente profesional, que desde el primer momento se tomó el trabajo como si fuera uno más del grupo. La producción la llevaba Mariní Callejo. Se la podría considerar como el quinto Brinco, dadas su gran ilusión y entrega al proyecto".

"En cuanto a la tecnología empleada en la grabación, está claro que distaba mucho de la que un par de años más tarde estuvo en boga en España. En el extranjero ya se venía grabando con calidades sonoras prácticamente desconocidas en nuestro país. El estudio de Fonogram contaba con grabadoras Philips de dos pistas. Eso quería decir que la mezcla se debía hacer en directo, ya que aunque teníamos todo un extenso set de micrófonos dedicados a todos y cada uno de los instrumentos, sus señales iban a parar a una mesa de mezclas de la que salían convertidas en una única señal en estéreo que iba a las pistas antes mencionadas. Como ya desde nuestras primerísimas grabaciones queríamos enriquecer la base musical con aportaciones de otros instrumentos, entonces había que reproducir en playback la base grabada y pasarla a una pista de otro grabador. Luego se añadían los nuevos sonidos a la segunda pista del mismo. Se mezclaba entonces todo ello y ya teníamos la parte instrumental. A continuación, y con la misma técnica que os acabo de describir, poníamos las voces mientras escuchábamos con auriculares la música".

"Con todo esto de la técnica seguiré en la segunda parte, pero no quiero terminar sin contar una anécdota sobre Juan Pardo, que sucedió aquella mañana de 1964 en la que tuvimos nuestra primera sesión de grabación. Juan era un tipo divertido y alegre que siempre hacía imitaciones (muy buenas por cierto) de otros artistas y cantantes. Siempre tenía ganas de juerga y tenía un sentido del humor muy agudo y fino. Ahora le he perdido la pista y la verdad es que me gustaría volver a verle y charlar de todo aquello... Pero a lo que vamos. Juan entró radiante en el estudio. Se puso a hacer el ganso y a saltar de aquí para allí. En uno de esos saltos, calculó mal, se cayó y se abrió una brecha en la cabeza. Nos dimos un buen susto. Eso sí, ya no teníamos tantas ganas de reír. De todas formas, estábamos tan excitados con la sesión que pronto olvidamos el descalabro de Juan".

Extra Bonus Info: ¿te interesa la historia de Los Brincos? Manolo González la está desmenuzando para Pop Thing desde hace tiempo. Puedes encontrar todos los artículos que hemos escrito con la información obtenida de la larga entrevista que mantenemos con él. Mira en las secciones Grupos y Especiales, o utiliza nuestro eficaz y rápido Buscador (lo tienes abajo). ¡Pronto subiremos mucho más material!

Escrito por Equipo de Pop Thing el 10 de Septiembre de 2008 · 09:18 AM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..