Cargando
  11 de Junio de 2007

Pop español de los 60: Brincos; Luis Sartorius

Manolo González (el bajista y miembro fundador de los míticos Brincos) nos sigue contando la historia de los Cuatro Fabulosos. Las respuestas a nuestras preguntas están llenas de información exclusiva y muy poco conocida. Si te has perdido los capítulos anteriores, los tienes todos en la sección Especiales y también en Grupos, dentro de la Zona Pop de Pop Thing. En esta nueva entrega, Manolo nos habla de Luis Sartorius y del papel que tuvo en el lanzamiento de Los Brincos. ¿Es cierto que contribuyó tanto como se dice? ¿Fue, junto a Arbex, el ideólogo del asunto?

Manolo González: "Luís era uno de esos personajes a los que yo conocí muy de refilón. Había pertenecido a Los Estudiantes y cuando yo entré en dicho grupo a raíz de la muerte de Luis Arbex y después de la ya comentada prueba de admisión en casa de José Barranco, Sartorius ya no pertenecía a ese grupo ni a ningún otro. Su relación con Fernando y los demás era puramente amistosa. De lo que no hay duda es de que Arbex seguía en contacto con Luis, no sólo por motivos de amistad sino para llevar adelante el proyecto de creación de Los Brincos. Creo recordar que, después de haber abandonado Los Estudiantes, Luis se dedicó a asuntos relacionados con el mundillo musical, pero entre bambalinas, por decirlo de alguna manera. Es decir, se dedicó a la producción musical para las discográficas, tareas de representación de artistas y demás. Yo le conocí desarrollando este tipo de actividad, pero por poco tiempo y desde luego no muy en profundidad".

"En 1964, mientras preparábamos Los Brincos, asumimos que Luis Sartorius era la persona ideal para representarnos y así se hizo. Comenzó a hacer gestiones con distintas casas de discos (aunque la verdad es que no puedo hablar con mucho conocimiento de causa acerca de esto último) y supongo que debió dejar encauzada, antes de su temprana desaparición, la gestión con la casa Zafiro. Esta compañía estaba trabajando en la creación de un nuevo sello, al que iban a llamar Novola, destinado a lanzar al mercado la producción de artistas noveles (de ahí su nombre, tan parecido a Nueva Ola). Ya he comentado en alguna ocasión, que Fernando era un creador musical con gran talento, no sólo a la hora de componer canciones pegadizas u otras obras de mayor envergadura, sino como gestor comercial de todo aquello que estuviera emparentado de una u otra forma con su producción. Por ello trabajó codo con codo con Luís Sartorius para encauzar los movimientos que se consideraban imprescindibles para llevar a buen puerto el Proyecto Brincos. En eso tengo que reconocer que nos separaba un abismo. Y hablo por mí. Yo era el menor del grupo y nunca fueron santo de mi devoción los números, los planes de lanzamiento, las estrategias y todos aquellos aspectos que tenían que ver más con el negocio de la música que con la producción creativa. Vamos, que nunca estuve demasiado al tanto de ese tipo de asuntos."

"Una noche, a finales del 64, Luis Sartorius cogió su Seat 600 después de haber estado tomando unas copas con unos amigos. Se dirigía de regreso a casa y en la Puerta de Alcalá, con el suelo mojado, no sé si por la lluvia o por un camión de la limpieza, hizo una maniobra, el coche le patinó y se empotró contra una farola. Luis falleció en el acto. Poco más puedo contar de él. Hay alguna anécdota a raíz de su muerte, bastante curiosa e inquietante, pero eso lo dejaré para otra ocasión..."

La apasionante historia de Los Brincos, contada por Manolo, continúa en Pop Thing. No olvides volver de vez en cuando para enterarte de todas las novedades.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 11 de Junio de 2007 · 03:53 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..