Cargando
  3 de Septiembre de 2007

Pop español de los 60: Los Íberos; la historia

Enrique Lozano fue el guitarrista y el fundador de Los Íberos, el conjunto malagueño al que muchos vaticinaron el mismo éxito internacional que Los Bravos. Los Íberos tenían maneras y talento para afrontar con garantías un lanzamiento internacional, y así lo apreció el sello Columbia en 1967. Pese a la calidad de sus producciones, la banda tuvo que conformarse con la popularidad nacional. Enrique (con la inapreciable ayuda de su hija Carmen) expone en exclusiva para Pop Thing la primera etapa de la banda, desde su formación hasta la grabación del primer LP en 1968. ¿Sabías que hubo varias formaciones de Los Íberos? ¡Atento a Enrique!

Los Íberos, en 1968Enrique Lozano: "La primera etapa de la historia de Los Íberos tiene dos fases: la anterior a los discos y la posterior. Los primeros Íberos tuvieron su comienzo en Málaga, en Torremolinos. Éramos Antonio Martín (piano), Juan Manuel Luengo (saxofón, percusión, vibráfono y flauta travesera), Juan José Castillo (batería y voz), Pedro Ramírez (clarinete y bajo) y yo, Enrique Lozano, guitarrista, voz y arreglista. En 1965 nos ofrecieron un contrato de un mes para ir a Londres, estando nosotros trabajando en el Hotel Carihuela. Una vez en la capital británica, nos fueron surgiendo más contratos, por lo que prolongamos nuestra estancia hasta casi dos años. Tuvimos la oportunidad de triunfar, pero no supimos aprovecharla. Durante ese tiempo pudimos viajar por toda Europa. Pese a todo, yo no veía futuro al grupo, por lo que me vine solo para Málaga (esto sería en el año 67), donde decidí formar una nueva banda con el mismo nombre. Aquí estaríamos hablando ya de la segunda etapa de Los Íberos, en la que nos dimos a conocer".

"Estos nuevos Íberos estaban formados por Adolfo Rodríguez (cantante y también guitarrista), Diego Cascado (batería y voz), Cristóbal de Haro (bajista y voz) y yo (guitarrista y voz). Nos conocimos en Torremolinos, en el Pasaje de Pizarro, donde había una gran cantidad de clubes y de grupos que iban allí a tocar. Cada uno de nosotros formaba parte de un conjunto distinto, pero tras exponerles a los demás mis proyectos, decidieron unirse a mí. Nuestro método de trabajo consistía en ensayar todos los días varias horas, sin falta, lo cual nos hizo conseguir unos resultados sorprendentes. Eso nos motivaba para continuar ensayando y para superarnos. Todo esto era en la época de Los Canarios, Los Brincos... Nosotros actuamos con casi todos ellos: Los Botines, Los Ángeles... Hay que tener en cuenta que las discotecas no existían, y que en todos los clubes la música era en vivo. Estuvimos unos cuatro o cinco meses en el Top Ten Club de Torremolinos, y cuando vimos que el conjunto ya estaba maduro y sonaba bien, decidimos trasladarnos a Madrid, donde actuamos en Nicas, un bar que estaba en la Avenida de América. Ya allí, nos escuchó Fernando García de la Vega, que era productor y director del programa 'Escala en Hi - Fi', que se emitía en TVE todos los domingos. Éste nos propuso intervenir en unas doce ediciones del programa. Teníamos que tocar una versión de un éxito de los 'hit parades' de Estados Unidos e Inglaterra. Esto nos sirvió para hacernos muy populares a nivel nacional, enriquecer mucho nuestro repertorio y empezar a actuar en toda España".

"Justo en esos días, cuando volvíamos de Ávila, de tocar junto a Massiel (con la que estábamos realizando una gira), Los Beatles de Cádiz y otros grupos, tuvimos un trágico accidente de coche. Después de aquello, conseguí recuperarme, aunque el accidente me dejó secuelas que luego contribuyeron a que tuviera que marcharme a Francia, abandonando Los Íberos. Eso fue después. En Madrid nos contrataron para la cadena Mónaco, que nos colocó en el Club Principado. El dueño de la cadena, que nos debía un favor, contrató a Los Bravos para que actuaran con nosotros, cuando se encontraban en pleno apogeo. Ante el gran éxito que tuvimos, la casa de discos Columbia nos propuso grabar un LP en Londres. Allí hicimos medio LP en el Chappell Recording Studio y el otro medio en los estudios de la Decca. De ahí en adelante, la historia es ya mucho más conocida por los aficionados".

Las fotografías que ilustran este artículo y la noticia relacionada pertenecen a la colección de Enrique Lozano. ¡Gracias, Carmen!

Escrito por Equipo de Pop Thing el 3 de Septiembre de 2007 · 03:54 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..