Cargando
  18 de Enero de 2008

Rickenbacker: John y Ben Hall; entrevista

En el NAMM Show de 2005 (una feria internacional dedicada a los constructores de instrumentos musicales), John y Ben Hall, de la casa Rickenbacker, concedieron una entrevista en la que contaron muchas cosas sobre nuestra marca de guitarras favoritas. Gracias a Julio Leal, nuestro buen amigo de Los Elementos, hemos podido leer el material y seleccionar las cuestiones más interesantes. Como hace años que conocemos a John Hall, le pedimos permiso para publicar este resumen en Pop Thing y tanto él como su hijo Ben nos lo dieron encantados. ¡Hablemos de Rickenbackers!

1. Los instrumentos Rickenbacker tienen una personalidad muy especial, y los seguidores de la marca suelen ser bastante fieles. ¿Por qué cree que ocurre esto, y cómo influye en las decisiones corporativas a largo plazo de la empresa?

John Hall, gerente de RickenbackerBen Hall: "En mi opinion hay dos causas importantes. La primera la puedo resumir en una palabra: tradición. Siempre hemos puesto la calidad sobre todo lo demás. Jamás dejamos que baje. Ésta es la reputación que hemos logrado mantener a lo largo de toda nuestra historia. Los seguidores saben que si compran una Rickenbacker, están comprando un instrumento de la más alta calidad, que puede aumentar en valor pasado un cierto tiempo. También hay personas a las que les gusta que hagamos todo aquí, en Santa Ana, en Estados Unidos. Otras grandes compañías americanas de guitarras han decidido abrir fábricas en otras partes del mundo. Nosotros no. Luego está el hecho de que grupos importantes de hoy y del pasado, especialmente Los Beatles, han tocado nuestras guitarras".

2. Rickenbacker destaca por una política diferente de la de las otras marcas clásicas de guitarras, en cuanto a la producción y forma de trabajar. ¿Es posible saber cuántos empleados tiene ahora mismo la empresa y cuánta experiencia acumulan entre todos ellos?

Ben Hall: "Tenemos cincuenta y cinco empleados. La mayoría de ellos tiene por lo menos diez años de experiencia. Hay un grupo de empleados que lleva más de veinte años con nosotros, ya trabajaban en la fábrica cuando estaba en otra zona de Santa Ana. Y hay algunos que están aquí desde antes de que yo naciera. Éstos tienen la mayor experiencia y transmiten su sabiduría para continuar la tradición".

3. Muchas personas que se van a comprar su primera guitarra Rickenbacker suelen preguntar si realmente existe alguna diferencia de sonido entre una 360 y una 330. Es sabido que hay alguna diferencia de construcción, por ejemplo en cuanto al espacio interior en el cuerpo. ¿Puede darnos usted algunos detalles sobre esto?

John Hall: "Realmente hay poca diferencia, pero la 330 puede que tenga un sonido más acústico. En su cuerpo, hay más aire y menos madera. En la 360 es al revés: más madera y menos aire".

4. El acabado Rickenbacker es famoso en la industria, y es algo que la compañía cuida mucho. ¿Qué nos puede contar sobre él?

Ben Hall: "El secreto del acabado es el tiempo que nos tomamos para hacerlo perfecto cada vez. Esto significa que después de cada capa de laca y pintura, hay muchas personas listas para comprobar que todo queda bien y para rematarlo. Tambien pulimos cada guitarra durante una hora, mucho más tiempo que el que emplean otras compañías. ¡Tenemos muchos trabajadores orgullosos de su trabajo con los acabados!"

5. Hablemos de bajos. El modelo 4001C64S es una reedición basada en el 4001 original de Paul McCartney. ¿Cómo fue el proceso para decidir los detalles del modelo, como el acabado, las pastillas y otros?

John Hall: "Como en todos los modelos de la Serie C, primero estudiamos bien el instrumento original, que en este caso era el bajo de McCartney, para estar bien seguros de que el 4001C sería una réplica exacta. Éste fue un caso interesante, porque su bajo ha cambiado mucho a lo largo del tiempo (color, cuerpo, partes). Nos decidimos a hacer dos versiones: tal y como salió de la fábrica en su día y con su aspecto actual. La pastilla tipo 'horseshoe' es una patente nuestra, desde 1931. Es una pastilla única, porque puede leer la pulsación de la cuerda como realmente es, no como una onda, sino como un movimiento helicoidal. Sólo la 'horseshoe' puede convertir esa pulsación en sonido, no hay otra pastilla que lo haga".

Escrito por Equipo de Pop Thing el 18 de Enero de 2008 · 07:24 AM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..