Cargando
  19 de Noviembre de 2005

The Blue Things (parte IV)

Cuarta entrega de nuestro informe sobre Los Blue Things. 1966 fue un año intenso para ellos, aunque marcó también el principio del fin del grupo como tal.

Mayo de 1966: ¿Quedaba tiempo para la esperanza?

La perspectiva que nos da el tiempo nos permite apreciar hoy lo injusta que resultaba la situación de Los Blue Things. Tenían talento de sobra, pero les faltaba la pizca de suerte que se necesita para estar en el lugar adecuado y en el momento correcto. En su caso, si en vez de en Kansas hubiesen estado en Los Ángeles, su trayectoria pudo haber sido otra bien distinta. Pero así es la historia de la música Pop. De todos modos, ellos seguían como siempre. Su agenda estaba desbordada y la RCA confiaba en ellos, aunque sólo lo justo para lograr beneficios. Las ventas de los singles habían sido sustanciosas en los estados del Medio Oeste. ¿Y si el grupo grababa un LP? Seguro que no se iba a meter en listas, pero vendería bien en donde los singles habían vendido bien. La apuesta de la RCA trataba de sacar el máximo partido económico a la popularidad del grupo, pero les alejaba del mercado del single.

La actitud de Los Blue Things tampoco les ayudó: sus ingresos venían de sus conciertos y ellos se veían como banda de directo. Un grupo de su talento debería estar tocando su propio repertorio, pero les resultaba más ventajoso interpretar versiones de Los Beatles, que era lo que la gente conocía más. Sus composiciones las dejaban para los discos. Eso fue lo que hicieron con el LP que se grabó en Nashville y con Jarvis de productor, a partir de mayo o junio de 1966. Jeff Jarema señala que Los Blue Things no tuvieron que grabar todo un LP completo, porque la mayor parte de las doce canciones provenían de otras sesiones anteriores (algunas sin fecha, otras de diciembre de 1965 y las más recientes, las de la grabación de 'Doll House' en febrero del 66). Lo más seguro es que tuviesen que preparar cinco nuevas canciones.

En mayo acudieron otra vez a los Audio House Studios para trabajar en las composiciones y en verano fueron a Nashville a enlatar las versiones definitivas. Con todo el material se ensambló un LP, que se puso a la venta en septiembre de 1966, con el escueto título de The Blue Things. El contenido es tan bueno como todo lo que registraron para RCA, aunque parte del material tenía ya casi un año, y se nota que el grupo había evolucionado. Hablar de las doce canciones nos llevaría mucho tiempo, así que destacaremos 'High Life' (una de las que salieron de los ensayos del verano, similar a 'You´ve Got To Hide Your Love Away' y con Val haciendo su mejor voz a lo Lennon), 'Girl Of The North Country' (una versión folk pop de la canción de Dylan, pero sin que la sombra de Los Byrds se deje ver por ningún lugar), 'I Can´t Have Yesterday' (una excelente balada), 'Now Is The Time' (foll pop estilo Blue Things) y 'It Ain´t No Big Thing, Babe' (más de lo mismo).

De todas maneras, el hecho de tener un LP no supuso ningún cambio notable en la vida del grupo. Subieron de nuevo sus honorarios y alcanzaron lo más alto de su fama: sus recitales provocaban histeria colectiva, la policía tenía que escoltarles fuera de los recintos y las fans les perseguían por las calles. Para ellos, era lo máximo. Si la fama nacional no llegaba, ya habían tocado techo.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 19 de Noviembre de 2005 · 10:01 AM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..