Cargando
  29 de Marzo de 2006

The Roadrunners: Dave Boyce (parte II)

Segunda parte de la biografía de Los Roadrunners (el mítico grupo de R&B de Liverpool), que Dave Boyce hizo en exclusiva para nosotros en diciembre del año 2000. Si no has leído la primera entrega, tal vez prefieras hacerlo antes de seguir. Si vienes de allí, sigue adelante: Dave nos sigue contando la historia de su pionero grupo de R&B, de los pocos que hacía este tipo de música en Gran Bretaña antes del éxito de los Rolling Stones en 1963. Recordad lo que dijo George Harrison de los Stones ese mismo año: "Sí, son casi tan buenos como Los Roadrunners..." ¡Vaya!

"En aquellos días, había una división absoluta entre el tipo de música que se suponía que debía gustar a los chicos blancos de clase obrera y a los chicos blancos de clase media. El rock and roll era para los trabajadores y el jazz era para la burguesía, porque el jazz podía ser justificado ante los mayores, ya que podía ser objeto de estudio y por tanto podía ser aceptado como una rama de la Musicología o incluso de la Antropología. Por supuesto, todo eso era una tontería y a la mayoría de la juventud blanca de clase media le gustaba el rock and roll, sobre todo el que se hizo a mediados de los 50 por gente como Little Richard, Chuck Berry y Fats Domino".

"Por un corto periodo de tiempo, Los Roadrunners fueron el único grupo de R&B estilo Chicago (a lo Muddy Waters) que existía en Liverpool, igual que los grupos similares que había en Londres. Por eso, Los Roadrunners eran la primera elección cuando se trataba de tocar en universidades, ya que los de los jerseys y las barbas canosas estaban siendo rápidamente sustituidos por algo un poco más a la moda. Pero nuestra residencia 'espiritual' era el Everyman Club, en el sótano del Everyman Cinema (que hoy es un teatro) al que se conocía también por Hope Hall. El club estaba a unos 350 metros de la Escuela de Arte, de espaldas al campus universitario y en él se juntaban muchos poetas, pintores y otras gentes del mundo artístico local, así que Los Roadrunners intervinimos en muchos y muy diversos eventos artísticos, organizados por Adrian Henri y basados en los happenings neoyorkinos de Allan Kap. Simultaneamente, Los Roadrunners teníamos una carrera como grupo pop (o casi) y tocábamos mucho en The Cavern e incluso llegamos a ocupar allí el sitio de Los Beatles, una vez que éstos alcanzaron el éxito nacional y dejaron de tocar en el Cavern todos los martes por la noche".

"El repertorio de Los Roadrunners era reflejo de esa doble vida. Un montón del material de R&B estilo Chicago lo cogimos del LP 'Muddy Waters At Newport' y también de algunos singles super raros de Bo Diddley (su canción 'Roadrunner' dio nombre a nuestro grupo), Little Walter, John Lee Hooker, Howlin' Wolf y Etta James (Merece la pena recordar que los discos de R&B negro no estaban disponibles en Gran Bretaña, salvo en un par de tiendas especializadas de Londres). El Rock and Roll nos venía de Little Richard, Chuck Berry y Fats Domino, aunque intentábamos evitar las canciones más obvias, como 'Tutti Frutti', 'Blueberry Hill' y 'Sweet Little Sixteen'. Preferíamos otras que, aunque no eran éxitos, sí eran típicas de Liverpool, como 'Memphis Tennessee', 'Jambalaya' y 'Talkin' Bout You' (aunque también hicimos versiones de 'Long Tall Sally' y 'Rip It Up'). Teníamos una buena excusa para hacer esto y era que nosotros teníamos un pianista y un saxo en nuestro grupo (cosa que no era muy frecuente en esos días) lo que de paso nos permitía dar un aire más auténtico a las raras veces que tocábamos canciones de Jerry Lee Lewis. También hacíamos versiones de unas pocas canciones de Hank Williams, Carl Perkins y Elvis, debido a los eclécticos gustos musicales de Pete. Además del Blues, a Pete le gustaba el Country & Western y el Trad Jazz. El Country & Western en Liverpool era una cosa muy interesante. Si el R&B empezó siendo algo propio de la clase obrera y el Jazz algo propio de la clase media, el Country & Western se quedaba en un curioso término medio, debido a su conexión irlandesa. Desde mediados del siglo XIX, Liverpool hizo de anfitriona de una vasta multitud de inmigrantes irlandeses, tanto católicos como protestantes. La música folk irlandesa fue exportada a los Estados Unidos por los hermanos, hermanas y primos de los irlandeses que se habían asentado en Liverpool. Allí, esa música se transformó en una rama de la música country del país, después se electrificó y se convirtió en Country & Western y, por fin, unos cien años más tarde, fue importada por casi todas las comunidades irlandesas de toda Gran Bretaña (¡que es de donde había salido!). A finales de los 50, si uno iba a cualquier pub irlandés de Liverpool, oía que las canciones de Hank Williams y Patsy Cline se tocaban junto a las danzas y bailes irlandeses. Pete Mackey venía de una familia católica irlandesa, como Paul McCartney".

Escrito por Equipo de Pop Thing el 29 de Marzo de 2006 · 03:22 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..