Cargando
  7 de Noviembre de 2008

En Sanse, el Hotel de Londres

Si hay un hotel en San Sebastián con toneladas de encanto, ése es el Hotel de Londres y de Inglaterra. Sí, es cierto que el María Cristina es mucho más conocido, pero el Londres es especial. Para empezar, tiene mucha historia. Y además es ideal para cualquier anglófilo que se precie. Es verdad que, en los tiempos que corren, alojarse en este distinguido establecimiento es un caro capricho. Pero es que hay muchas formas de disfrutar de este hotel. Os lo contamos en el último párrafo.

El Hotel de Londres y de InglaterraEl edificio del Londres se construyó en 1865, aunque su imagen actual data del año 1913. Lo bueno es que, aunque el inmueble ha sufrido varias reformas con los años, sigue siendo, en cuanto a ambiente, un refinado hotel del siglo XIX. Hay docenas de detalles que te lo recuerdan. La zona de recepción, con su puerta giratoria, su escalera y su ascensor antiguo, es como el portal de entrada a otra época. Todo ello nos remite a la Inglaterra eduardiana: las gruesas alfombras en tonos azules, las maderas, los techos altos, las maquetas de barcos, la galería de la elegante cafetería... Como sabréis, a principios del siglo XX, la decoración de muchos trasatlánticos de la Cunard y la White Star se inspiraban en este tipo de hoteles, así que no es extraño que en el Hotel de Londres y de Inglaterra se vean rincones calcados a los de los salones del Lusitania, del Aquitania, del Olympic o incluso del Titanic. Es un viaje en el tiempo...

Reservar alojamiento en un hotel por el que ha pasado desde la realeza hasta Mata Hari no es barato. El Londres está frente a la Playa de la Concha, y esto y sus otras virtudes no hacen que dormir en sus habitaciones sea asequible. Una doble con vistas al mar cuesta 164 euros por noche. Pero hay maneras de ser cliente del Hotel Londres sin hacer esos desembolsos. A veces pensamos que las cafeterías de este tipo de hoteles están reservadas a los huéspedes, pero no es así, reciben encantados a gente que no se aloja en el establecimiento. Por dos euros, puedes entrar al Londres por recepción, admirar el interior, pasar a los salones, tomarte un café con leche y leer la prensa del día cómodamente sentado en uno de los sofás que miran al mar. Sin prisas y con el sosiego con el que se vivía hace décadas. La experiencia es tan relajante como poco costosa. ¡Prueba y verás!

Escrito por Equipo de Pop Thing el 7 de Noviembre de 2008 · 11:39 AM

Anterior
Siguiente

Comentarios

¿Quieres añadir tu comentario a este post? Pues no tienes más que rellenar los campos del formulario de aquí abajo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..