Cargando
  5 de Junio de 2006

Françoise Hardy, 1981 - 1986

Lo que son los recuerdos. El pasado viernes, mientras releíamos un libro de fotografías de Françoise Hardy, cada uno de los presentes contó sus primeras experiencias con los discos de nuestra cantante favorita. De todos los relatos, hemos elegido éste, porque resume un poco los demás y por su intensidad:

"Creo que el primer disco de Françoise Hardy lo escuché en 1980 o 1981, no más tarde. Era el primer EP que salió en España en la casa Hispavox, con 'Tous Les Garçons Et Les Filles', en 1962, y pertenecía a la madre de un amigo: era ella quien lo había comprado cuando era una adolescente. Me quedé cautivado, nos quedamos cautivados todos. Yo ya conocía el nombre de Françoise y sabía que había sido una cantante muy popular en Francia, pero nunca la había escuchado antes, era imposible. En 1981, nadie escuchaba a Françoise Hardy en España, no estaba de moda, era una desconocida entre la gente joven. Por descontado, en las tiendas no había ni un disco suyo, y entonces no existía Internet. No te quedaba más remedio que irte a Francia a buscarlos, pero éramos unos críos, debíamos estar cursando 8º de EGB. Tuvimos que esperar un poco. Es posible que entre 1980 y 1986 me las ingeniase para conseguir algún otro EP español, pero no estoy seguro. Lo que sí recuerdo es ir a Francia con mis padres, al dentista. Fue en 1986. Nos llevaban a Hendaya, porque entonces los dentistas franceses estaban un poco más adelantados que los de aquí. La primera vez que fui, me puse a buscar como loco una tienda de discos, pero la única que había entonces allí sólo tenía discos recientes de Françoise Hardy, y a mí me interesaban los de la Vogue. Ya casi había desistido, cuando entramos en un supermercado. En 1986, en los supermercados Champion o en los Leclerc, vendían todos los singles de las listas de éxitos francesas, y también tenían LPs, era muy divertido, totalmente diferente de lo de aquí. Pues bien, allí encontré mi primer álbum de Françoise Hardy: un doble LP recopilatorio, de la casa Vogue. Una maravilla. Me quedé mirándolo, como si fuera un tesoro. Mis padres me lo compraron, era carísimo, yo no hubiese podido, no llevaba tanto dinero. Era un artículo de lujo. Durante el viaje de vuelta, recuerdo estar sentado en el asiento de atrás del Citroën GS de mis padres, absorto, observando la cubierta del álbum como si fuera mágica. ¡Y lo era! Todavía conservo ese disco, fue algo muy especial, fue mi primer disco de Françoise Hardy..."

Escrito por Equipo de Pop Thing el 5 de Junio de 2006 · 12:55 PM

Anterior
Siguiente

Comentarios

¿Quieres añadir tu comentario a este post? Pues no tienes más que rellenar los campos del formulario de aquí abajo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..