Cargando
  20 de Mayo de 2008

Las chicas del Brit Pop clásico

Hoy volvemos a hablar de música, y no por el poco éxito de nuestro artículo sobre el Book Cadillac Hotel de Detroit. Ha recibido tantas visitas que nos ha sorprendido. Volveremos sobre el tema de la arquitectura urbana y otros asuntos, pero hoy hablamos de todas esas cantantes que llegaron al pop británico justo después del primer éxito de Los Beatles, en la primavera de 1963. Empezamos.

Susan Maughan, en un EP francés de la PhilipsLa distinción es importante, porque las que llegaron antes (Louise Cordet, Alma Cogan) perdieron el tren, aunque intentaron subirse después sin éxito. Era una cuestión de edad y de generación. Incluso Helen Shapiro, que tuvo casi todos sus éxitos entre el 61 y el 63 y que era mucho más joven, no supo qué hacer luego con su prometedora carrera. El aldabonazo de salida para la particular competición de las chicas del Brit Pop clásico empezó con Billie Davis a primeros de 1963 (las canciones eran parecidas a las de antes, pero la imagen ya era otra) y siguió con vocalistas tan sólidas como Susan Maughan (que ya se había estrenado en Philips) y Kathy Kirby (en Decca, con una imagen inspirada en Marilyn Monroe y una potente voz), por citar sólo dos.

La buena fortuna se comportó de forma caprichosa con todas estas chicas. A la inmensa mayoría, les perjudicó el nuevo sonido impuesto por Los Beatles y los grupos que vinieron después. Los productores y directores artísticos quedaron desorientados y no supieron adaptarse. Tuvieron más suerte las artistas más avanzadas en cuestión de imagen, siempre que dispusieran de un buen equipo (Sandie Shaw, Lulu, Marianne Faithfull), pero hubo casos de excepción como el de Dusty Springfield: por edad y trayectoria, encajaba con las cantantes de antes del Beat y sin embargo triunfó por todo lo alto. Como en todo, la suerte tuvo que ver.

Las chicas, como los chicos, sufrieron por igual las disparatadas políticas comerciales de las discográficas, empeñadas en fichar primero y pensar después. Muchas carreras no tuvieron oportunidad de desarrollarse porque, con tanto lanzamiento simultáneo, era imposible dedicar tiempo suficiente a cada artista. Con tener buen aspecto y una voz agradable no bastaba: se requerían canciones adecuadas y decisiones correctas. Por cada vocalista que triunfó, hubo docenas que se vieron en la calle después de un disco o dos. Hoy podemos rescatar a muchas del olvido gracias a colecciones como Dream Babes, elaboradas a base de material olvidado en los archivos. Las chicas del Brit Pop clásico vuelven ahora para quedarse, y esta vez todas ellas tienen un lugar propio. ¿Será por justicia poética?

Escrito por Equipo de Pop Thing el 20 de Mayo de 2008 · 02:43 PM

Anterior
Siguiente

Comentarios

¿Quieres añadir tu comentario a este post? Pues no tienes más que rellenar los campos del formulario de aquí abajo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..