Cargando
  6 de Octubre de 2000

'Arabesque' (1966)

Seguramente diréis que somos unos pesados, pero es que, para ver buen cine, no es preciso acudir a ciclos especializados ni a retrospectivas: a veces basta echar un vistazo a la apabullante oferta de canales que nos asedian o acercarse a las rebajas de una gran superficie. En una de esas incursiones nos volvimos a topar con Arabesque (1966), otra de nuestras pelis favoritas de todos los tiempos.

Cartel original de 'Arabesque'Arabesque (Arabesco, título español) es una película con truco: parece de Alfred Hitchcock pero que no es de Alfred, sino de Stanley Donen, un director de los buenos, que lo fue de Charade (1963, Audrey Hepburn, Cary Grant), que a su vez es otra de esas películas que parece de Alfred Hitch... en fin, hablemos de Arabesque. La trama nos lleva al género del espionaje: un profesor de Egiptología de Oxford, el Sr. Pollock (Gregory Peck) se ve envuelto en una conspiración para asesinar a un primer ministro de un país árabe. Su guapa compañera de intrigas es Yasmin (Sophia Loren), una especie de concubina de lujo que termina por ser alguien bien distinto. Con estos mimbres ya se puede hacer algo bueno, y así es. El filme es trepidante, excitante desde los mismos títulos de crédito (de lo más 'in' para 1966, muy Pop, con un toque vanguardista y una leve influencia de los de las primeras pelis de James Bond) hasta la larga serie de persecuciones, tensiones y situaciones arriesgadas que desembocarán en la inevitable muerte del mandatario árabe... ¿o no es el mandatario en realidad? No es tontería la patente influencia del Hitchcock de finales de los 50 y principios de los 60, probad a verla y opinad vosotros mismos. Por otra parte, la banda sonora (el tema central) es de Henry Mancini y eso ya nos predispone a favor de esta excelente peli de misterio y espías.

Hablemos un poco con los protagonistas. Peck interpreta a la perfección al típico profesor misógino, un tanto desastrado y a la vez agudo e inteligente. El personaje parece más inglés que norteamericano. Sophia Loren, según algunos críticos, alcanzó su esplendor en torno a esta época, y eso se nota. Luce bellísima, pero no es, ni con mucho, una mera presencia decorativa: ella es un fuerte pilar del filme, junto a Gregory Peck. Y una mención al tercer protagonista, al terrible Nejim Beshraavi, interpretado por un gran secundario ingles, Alan Badel (que, por cierto, hace de Primer Ministro francés en The Day Of The Jackal, versión de 1973).

Terminamos ya: Arabesque merece estar en tu lista de adquisiciones o en la de visionados necesarios. Pertenece a un género muy vinculado con la década de los 60, pero ha envejecido muy bien y no es otro producto de serie B tratando de seguir la estela Bond. Y una cosa más: hay una escena en la que Peck, Sophia y el dignatario árabe corren por un campo de cultivo, seguidos por unas máquinas cosechadoras que tienen muy malas intenciones. Pues bien: esa escena fue calcada en 1972 por el director Michael Ritchie en Prime Cut, otra brillante obra, sólo que esta vez la cosa iba de gangsters y los que corrían por el campo de cereal eran Lee Marvin y Sissy Spacek (esta última, en su primer papel en el cine) En resumen, chicas y chicos, señoras y señores: ved Arabesque. Puesto que Stanley Donen es un director de renombre y el reparto de la peli es de campanillas, no os resultará nada difícil localizarla de un modo u otro. Además, ha sido reeditada en DVD.

Dirección: Stanley Donnen.
Estudios: Universal Pictures.
Intérpretes: Gregory Peck, Sophia Loren, Alan Badel.
Guión: Julian Mitchell, Stanley Price.
Duración: 105 minutos.
Color: Color (Technicolor).
Estreno: 5 de mayo de 1966.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 6 de Octubre de 2000 · 04:27 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..