Cargando
  28 de Diciembre de 2007

Especial Agentes Secretos USA: Flint y Helm

Quizá deberíamos confesar de entrada que nuestro preferido es Harry Palmer. De él ya hemos hablado. Junto a Palmer, Matt Helm y Derek Flint fueron los otros super agentes del cine de los años 60. No os podéis hacer ni idea de la cantidad de películas que, entre 1964 y 1968, se hicieron en la línea de las de James Bond.

James Coburn, como Derek FlintDirk Bogarde hizo su Agent 8 3/4 (1965), Neil Connery (el hermano del James Bond oficial) protagonizó un malísimo filme italiano que copiaba el patrón del agente británico (Operation Kid Brother, 1967), David Niven también trabajó a las órdenes de Su Graciosa Majestad, al igual que el gran Gregory Peck (Arabesque, 1966), Jean Marais hizo de Bond a la francesa en The Reluctant Spy (1963), Stewart Granger hizo lo propio en The Killing Target (1966)... y os aseguramos que podríamos seguir y seguir, porque ni siquiera hemos mencionado todas las parodias italianas que trataban de hacer dinero a costa de James Bond. Y tampoco hemos nombrado películas que, sin ser productos derivados de la fiebre Bond, tenían mucho en común (Paul Newman interpretó al investigador Harper en dos de éstas... pero dejemos esto para otra ocasión). Pues bien, en este maremagnum de imitaciones y copias más o menos afortunadas, ¿qué tenían de especial las películas de Matt Helm y Derek Flint? Pues que crearon dos personajes con la suficiente entidad como para competir, en cierto modo, con las pelis de Bond. Dejando aparte a Harry Palmer (que fue la competencia más seria), Helm y Flint fueron rivales de cierto peso. Para empezar, los dos eran versiones USA del agente británico. La versión más seria era la de James Coburn incorporando al serio Derek Flint. Y la versión más paródica era la de Dean Martin, dando vida a Matt Helm.

Vamos a empezar con Flint, que era el agente secreto de la 20th Century Fox. Su bautismo de fuego vino en 1966 con Our Man Flint, un soberbio éxito de taquilla que mostraba a un super agente de una agencia gubernamental de los Estados Unidos (la ZOWIE) que combate a una malvada organización que trata de dominar la Tierra gracias al control de los cambios climáticos. Como podéis observar, el actor es el ideal y el argumento está a la altura. Tan famoso se hizo Coburn con esta película y tan popular llegó a ser Derek Flint que en 1967 se lanzó la segunda parte de la serie: In Like Flint, que incluye a un presidente norteamericano secuestrado y reemplazado por un actor y a una sociedad femenina secreta que (¿lo adivináis?) trata de lograr el dominio del mundo conocido. Lo malo fue que esta entrega ya no tuvo tanto éxito y fue considerada como floja, lo que acabó con las aventuras cinematográficas del agente. Volvió a la carga, pero en la TV, en 1976 y 1978.

¿Y qué hay de Matt Helm? Éste era otro agente, en este caso, el de la Columbia y ofrecía una versión menos seria, más distendida y más californiana de James Bond. Probablemente, era la única posibilidad teniendo a Dean Martin de por medio. La película inicial (The Silencers, 1966) fue otro bombazo comercial que dio lugar a nada menos que tres secuelas. The Silencers se basaba en la novela de Donald Hamilton, tenía un reparto decente (Stella Stevens, Victor Buono, Cyd Charisse) y un argumento al uso (con amenazantes bombas atómicas de por medio). Los críticos dicen que es la mejor de las cuatro pelis de Matt Helm, porque Murderer's Row (1966, Karl Malden, Ann Margret y destrucción de Washington con artefacto explosivo) no estaba a la altura, The Ambushers (1968, nave espacial USA saboteada, Matt al rescate) era francamente mala y The Wrecking Crew (1969, Sharon Tate, Elke Sommer, tren secuestrado, Matt lo arregla todo), aunque mejoró las expectativas, llegó demasiado tarde: en 1969, estaba claro que que las imitaciones de Bond habían perdido el favor del público. El original gustaba más.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 28 de Diciembre de 2007 · 03:32 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..