Cargando
  11 de Noviembre de 2007

Los Pasos: Joaquín Torres; entrevista (III)

Tercer extracto del artículo que Julio Leal redactó a partir de la excelente entrevista que Joaquín Torres (el recordado guitarrista de Los Pasos) le concedió. En esta entrega, el joven músico, ya en el 67, importa de Estados Unidos una Gibson, una Rickenbacker de doce cuerdas y otra Gretsch. Y todo por buscar nuevos sonidos.

La Gibson acústica de Joaquín TorresSiguiendo con el orden cronológico de compras, la siguiente guitarra que se trae Joaquín desde Estados Unidos es una Gibson J160E, una acústica en acabado 'sunburst' con toda una pastilla P90 situada junto a la boca. Este instrumento es conocido por el sonido eléctrico que da esa pastilla; el ejemplo clásico y más famoso es el acople y la rítmica de John Lennon en 'I Feel Fine', canción que, por cierto, hicieron los Fab Four en España en su gira de 1965 (Joaquín estuvo presente en el concierto de Las Ventas). Sin embargo, nuestro guitarrista hace hincapié en el sonido tan personal y distinto que tiene como guitarra acústica, y nos cuenta que la usó en varias de las grabaciones de Los Pasos. Se puede apreciar muy bien su particular sonido en la intro y la parte rítmica de 'No me gusta decir si', canción de Manolo Díaz, uno de los primeros temas editados por Los Pasos con Hispavox. Joaquín conserva actualmente esta guitarra, que sigue impecable, con su puente ajustable y la pastilla P90 en posición de mástil.

Torres, siempre buscando nuevos tonos y nuevos sonidos, decide comprarse otras dos guitarras eléctricas. Ángel Álvarez, el famoso locutor de radio (y piloto de aviones comerciales) le trajo de América una Gretsch White Falcon y una Rickenbacker 360/12 de nuevo estilo (como la segunda que tuvo Harrison, la tercera de Carl Wilson, de los Beach Boys o la primera de Roger McGuinn). Por entonces ya llevaban más de dos años en el mercado. La Rickenbacker le costó 36.000 pesetas y es de mayo de 1967. La primera vez que la usó fue en 'Te quiero porque te quiero', la cara A de su segundo single del año 1969. Todas las grabaciones de Los Pasos en las que haya una guitarra de doce cuerdas y sean anteriores a esa canción, se grabaron por tanto con la Framus, aunque en alguna aparición televisiva Joaquín usara su flamante Rickenbacker para tocar en playback.

Cuando pidió su nueva Rickenbacker, Joaquín quería encargar una 360/12 de estilo antiguo, como la de Harrison en 1964, pero en la casa le dijeron que ya tenían otro modelo nuevo que se fabricaba desde mediados del 64 y que George Harrison en los Beatles y Carl Wilson en los Beach Boys ya lo estaban usando. Y así, esta 360/12 fue la que Joaquín recibió. Como se la trajeron directamente desde Estados Unidos, no era un modelo de exportación (con agujero en 'f'), como era lo corriente ver en aquella época a otros grupos de finales de los 60 en España (Los Brincos, Fórmula V, Los Ángeles, Los Bravos). Las de estos conjuntos venían de Londres, a través de la importadora Rose Morris, empresa que las pedía a la compañía con esta especificación, por pensar que así su apariencia se ajustaba más al gusto europeo.

¿Fue la de Joaquín la primera Rickenbacker 360/12 que hubo en España? Torres cree que sí fue la primera 360/12, pero no la primera Rickenbacker de doce cuerdas. Teddy Bautista se trajo una de Estados Unidos muy poco antes, cuando estaba con The Canaries, aunque el modelo era distinto del de Joaquín. Es muy probable que, efectivamente, la Rickenbacker 360/12 de mayo de 1967 que tenía el célebre guitarrista de Los Pasos fuese la primera que se usó profesionalmente y con un protagonismo real en el estudio. ¡Joaquín Torres fue un auténtico precursor!

¿Y qué hay de los amplificadores? Para tocar en directo, Joaquín usaba dos Vox AC100 juntos, que solía tener a tope. Había que tener gran cuidado para que no acoplara la guitarra y, después de las actuaciones, había que repasar siempre los cabezales del AC100. Joaquín cuenta que, por entonces, los repuestos que se usaban no eran de la misma calidad que los que traían los Vox originales, y por esta razón, según iba pasando el tiempo, se convertían en amplificadores poco fiables. Este equipo Vox fue el que utilizaron Los Pasos en los festivales que se celebraron en el Palacio de los Deportes de Madrid. De los dos AC100, Joaquín vendió uno de ellos (ahora se arrepiente, por cierto) pero conserva el otro. En el estudio aún usa para grabar la pantalla original del AC100, junto con un ampli Dynacord Eminent a válvulas. Pese a todo lo anterior, su amplificador preferido es el Vox AC30, aunque entonces no lo usaba por la necesidad de volumen que tenían Los Pasos en directo.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 11 de Noviembre de 2007 · 04:21 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..