Inicio > Zona Pop > Los Salvajes: Delfín Fernández; entrevista (I)

Los Salvajes: Delfín Fernández; entrevista (I)

2 de Julio de 2007

Delfín Fernández fue el batería de la formación original de Los Salvajes, la que funcionó desde 1962 hasta finales de los 60 y grabó todos los discos clásicos que tan bien conocemos. En realidad, sigue siendo el batería oficial del grupo cuando Gaby Alegret lo reúne en ocasiones especiales. En los 60, Delfín era el chaval que llevaba camisetas Pop Art, como las de Los Who, era el chico que tocaba como si fuese una mezcla de Charlie Watts y Keith Moon. En el siglo XXI, Delfín tiene un importante puesto en una conocida empresa de rodamientos, aunque sigue con las baquetas en la mano y siempre está dispuesto a hablar sobre su papel como batería de una de las mejores bandas del país. Ésta es la primera parte de la entrevista que le hemos hecho, en la que nos habla de sus influencias, primeros instrumentos...

1. ¿Qué es lo que hizo que un chaval tan joven como eras tú en 1962 se fijara en la batería y no, por ejemplo, en una guitarra?

Delfín Fernández: "Estoy convencido que mi vocación por la batería es innata. De muy pequeño, con 5, 6 o 7 años, cuando venían las orquestas a la fiesta mayor de mi barrio, me entusiasmaba ver a aquellos hombres que rodeados de tambores y platillos tocaban toda clase de ritmos. Después, ya con 11 o 12 años, mis tías me llevaban a ver los conjuntos de moda a las todavía famosas fiestas de Gracia, esos conjuntos eran los de José Guardiola, Ramón Calduc, Rudy Ventura... Yo no tenía ojos más que para sus baterías, a los que luego intentaba emular en el balcón de mi casa, agrupando unas sillas que golpeaba con unas agujas de hacer ganchillo de mi madre. También, de muy chiquitín, los Reyes Magos me regalaron una batería. En fin, que estaba predestinado a pasarme la vida junto a una batería".

2. ¿Tenías ya entonces algún batería favorito, que te influyese? Nos referimos a 1962 y 1963, cuando Los Salvajes se estaban formando.

Delfín Fernández: "Cuando conocí a Luis Gomís, de Los Sirex, se convirtió automáticamente en mi batería favorito, incluso tuve la suerte de que me diera alguna clase. Luis era y es un gran estilista, por entonces yo lo comparaba a Tony Meehan de Los Shadows y aunque nuestros estilos son completamente diferentes, sigo admirándolo. Brian Bennett también fue un referente de la época y como no, había oído hablar algo y escuchado algún vinilo de Gene Krupa".

3. ¿Entendías de baterías en esos años? ¿Conocías las distintas marcas extranjeras o te conformabas con tocar en lo que pudieras?

Delfín Fernández: "Para que engañaros, me conformaba con tocar con lo que pillaba. Mi primera batería, fruto del esfuerzo de mi padre, se componía de una caja de madera con parches de piel, un charles y un plato de 14 pulgadas, que sujetaba como podía. Luego le añadí un bombo también muy rústico y con parches de piel y así fui tirando, hasta que mi padre me pudo comprar una Rafecas. Las hacía un artesano de Barcelona. Solo conocía la Premier, porque Luis tenía una nacarada que era de ensueño; cuando coincidíamos solía dejarme tocar con ella, privilegio que solo he tenido yo. Era una verdadera gozada".

Escrito por Equipo de Pop Thing el 2 de Julio de 2007 · 03:57 PM

« Los Salvajes: Delfín Fernández; entrevista (II) | Inicio | Billy Kramer & The Dakotas ('Beat Monthly', 63) »