Cargando
  11 de Julio de 2006

The Kinks: entrevista a Pete Quaife (parte II)

En mayo de 2002, el equipo de Pop Thing conoció a Pete Quaife, miembro fundador y bajista de Los Kinks. Desde entonces, la relación de amistad se ha mantenido hasta hoy. En 2002, propusimos a Pete que nos respondiera a algunas preguntas. Nuestra intención era hacerle una docena como mucho, pero esa docena de cuestiones se convirtió en 120 preguntas y ocho meses de trabajo. Pete Quaife disfrutó a lo grande y nos contó con pelos y señales toda la historia de Los Kinks, desde sus comienzos en 1961 y 1962 hasta finales de 1964. Mucho de lo que nos contó no ha sido narrado nunca en ningún otro lugar. Hoy, ya en 2006, te ofrecemos un pequeño extracto de aquella entrevista. Ésta es la segunda parte, a la que seguirán, de aquí a Navidad, otras dos entregas.

3. Según lo que nos cuentas, debiste utilizar el Framus en las primeras sesiones de grabación de Los Kinks, a principios de 1964 ¿no? ¿Quizá usaste el Fender? ¿Recuerdas todo eso?

Pete Quaife y su Vespa SS 180Pete Quaife: es bastante probable, pero no estoy del todo seguro. Me parece recordar que utilicé un bajo prestado, uno que pertenecía a otro músico. ¡No, no me preguntéis de quién era, no me acuerdo! Lo usé en alguna de esas primeras sesiones, pero también sé que toqué con el Framus. Es difícil distinguir qué bajo utilicé en cada canción, porque desde primeros de 1964 y hasta bastante después, yo enchufaba el instrumento a mi amplificador Vox, los técnicos ponían delante un micro y lo grababan así. Después, me empezaron a conectar directamente a la mesa y a partir de ahí, sí puedo saber qué marca estoy tocando. Antes de eso, el sonido quedaba un poco difuminado, poco claro.

De todas maneras, tened en cuenta una cosa: Ray Davies es una persona muy complicada. Si se le metía en la cabeza que, por cualquier razón, era mejor usar un bajo Fender en el estudio, ya podías disponerte a cambiar y a hacerle caso. Era muy conservador, en ese sentido. Si él creía que la mayoría de los bajistas tocaban un Fender, había que usarlo, aunque no existiese ninguna razón objetiva que lo justificase. Así era Ray, había que estar allí para entenderlo.

4. Así que The Kinks usaban amplificadores Vox para grabar en el estudio, al menos durante 1964. ¿Eran buenos? Los originales son carísimos, pero no falta quien dice que no eran fiables...

Pete Quaife: eran muy buenos y muy fiables... casi siempre. Los Kinks los usabamos siempre. Alguna vez metíamos otras marcas en el estudio, para probar nuevos sonidos, pero no como equipo fijo. Y los experimentos no solían salir bien, los Vox eran nuestros salvavidas, en el estudio y fuera. Eran excelentes para aquella época, para lo que se necesitaba. Y el servicio de mantenimiento de Vox era de lo mejorcito. Te los reparaban y, si salían nuevos modelos, te los cambiaban.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 11 de Julio de 2006 · 04:57 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..