Cargando
  3 de Octubre de 2005

Y Paul McCartney enchufó su Rickenbacker

Eso es, lo enchufó y cambió el sonido de Los Beatles a partir de 1965. Vamos a explicarnos. Paul Mc.Cartney utilizaba en directo su famoso bajo Hofner tipo violín y lo hizo durante toda la carrera de los Fab Four. El Hofner, curiosamente, era un instrumento barato que se vio favorecido por la inmensa popularidad de su usuario.

Paul Mc.CartneyAunque luego mejoró en sucesivas versiones, el Hofner original no era una maravilla de bajo. Caramba, incluso el diseño era una copia de un modelo original de Gibson. McCartney usó este tipo de bajo en el estudio desde 1962 hasta 1965. La casa Rickenbacker le regaló en 1964 uno de sus modelos, el 4001, un instrumento mucho mejor que el viejo Hofner. Paul comenzó a utilizarlo en las grabaciones en 1965. No se sabe con certeza qué canciones se grabaron con un bajo o con el otro, pero sí se conoce que McCartney utilizó profusamente el 4001 a partir del 65, incluso en directo en las giras norteamericanas. Y desde el 11 de abril de 1966, en plenas sesiones de grabación de Revolver, el sonido del bajo de Los Beatles cambió para siempre y con ese cambio se abrió la puerta a una concepción distinta del papel de la guitarra baja en las grabaciones: ya no iba a quedar relegada a un segundo plano.

El cambio, ocurrido al registrar 'Paperback Writer', se debió a varios factores. El principal fue que Paul usó su 4001 y dejó su Hofner en el armario. El bajo Rickenbacker tiene, como las guitarras de la misma marca, un sonido peculiar. Pero eso no fue todo: McCartney también tocó de una manera diferente, más activa, más presente, como si, por fin, escuchar el bajo fuese importante. Por fin, el tercer elemento de la mezcla que creó el nuevo sonido de bajo fue la intervención de Geoff Emerick y Ken Townshend, dos técnicos de grabación de Abbey Road a los que, simplemente, se les ocurrió grabar el bajo no a través de un micrófono que recogiese el sonido, sino tomando ese sonido directamente del altavoz del amplificador.

Lo conseguido es tan brillante que no hace falta un oído entrenado para apreciarlo: poned un disco de Los Beatles anterior a 1965 y después escuchad 'Paperback Writer' o Revolver: el sonido del bajo parece llegado de otro mundo ¿no es cierto? Y es que en Pop Thing estamos convencidos que durante los 60, la imaginación y la creatividad llegaron donde la técnica todavía no alcanzaba. ¡Ah, qué grande es el Pop Clásico!

Escrito por Equipo de Pop Thing el 3 de Octubre de 2005 · 04:40 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..