Cargando
  13 de Noviembre de 2007

Los Pasos: Joaquín Torres; entrevista (I)

Si en España hubo un verdadero guitarrista precursor de las eléctricas de doce cuerdas, ése fue Joaquín Torres. No sólo tocó y grabó varios éxitos de la primera etapa de su grupo (Los Pasos) con una Framus 12, sino que además fue el primero (que sepamos hasta ahora) que trajo a España una Rickenbacker 360/12 y que la usó en sus grabaciones de estudio. Ya sólo este motivo sería más que suficiente para dedicarle unas líneas a su larga trayectoria, pero como veréis, esta entrevista también se refiere a otras cosas muy interesantes sobre sus otras guitarras y sobre su prolífica carrera como arreglista y productor. Vamos ya con la primera entrega.

Los Diablos Rojos, en 1963Joaquín nació en 1949. Empezó a tocar con trece años en Los Diablos Rojos; corría el año 1962. Con este grupo llegó a tocar en las famosas matinales del Price madrileño. Su primera guitarra fue una Custom. Según nos cuenta Joaquín, las hacía Cerrada para Biok, una tienda que estaba en el número 12 de la calle Leganitos de Madrid y que vendía estos instrumentos de fabricación nacional, en una época en que conseguir aquí una guitarra americana no era nada fácil. Joaquín era ya un seguidor del gran Chet Atkins, y según nos comenta, ello no sólo fue fundamental en su afición tan temprana por la guitarra, sino también cuando pudo elegir sus guitarras preferidas. Para poder conseguir una Gretsch, Joaquín aún tendría que esperar unos cuantos meses... aunque todo iba a llegar.

Su siguiente guitarra fue una Framus Strat con tres pastillas, palanca de trémolo y un par de selectores de posiciones de las pastillas. En la foto de Los Diablos Rojos que se muestra arriba, aparece un jovencísimo Joaquín (el primero por la izquierda, según se mira) con su flamante Framus Strat, que todavía conserva. El bajista y el otro guitarra tienen un bajo y una guitarra de las que se hacían para Biok. Esta foto fue tomada antes de 1964, seguramente en 1963. Joaquín era apenas un chaval, pero ya estaba tocando en un grupo eléctrico, y había debutado en las matinales del Price. Según nuestro protagonista "todas las guitarras europeas eran de inferior calidad, menos algunas Vox y las Burns (marca que usaban Los Shadows) que estaban bien hechas". Por eso, el objetivo de todo guitarrista era poder conseguir una guitarra hecha en los Estados Unidos. Joaquín tendría la suya muy pronto.

Los Diablos Rojos, en 1964Aunque en la primera mitad de los 60 triunfan a lo grande Los Shadows y muchos grupos de aquí se dedican a copiarlos, Joaquín prefiere buscar otros referentes de sonido, y se fijó en Los Ventures, de los que es fan (sobre todo de su primera época), así como en la música surf californiana. De hecho, Los Diablos Rojos hicieron una versión de 'Pipeline'. Le gustan mucho las Fender Jazzmaster, precisamente por el sonido de estos grupos de surf americano. Sin embargo, hay que remarcar que su primer amor musical de verdad (que comenzó muy temprano en su vida, como ya hemos dicho antes) fue Chet Atkins, del que atesora más de 100 discos, entre CDs y vinilos, más algún libro muy interesante sobre su carrera y sus guitarras. Por eso mismo, no es de extrañar la gran pasión de Joaquín por las Gretsch; tampoco nos sorprende que, en 1964, con sólo quince años, ya consiguiera con la ayuda de su padre traer desde Estados Unidos una Gretsch Tennessean. La Tennessean empezó a fabricarse en 1958 con una sola pastilla, pero ya en 1962 había cambiado mucho respecto al modelo inicial: llevaba traste cero, dos pastillas singles HiLoTron, y un cuerpo algo más delgado con dos 'f' pintadas y 'binding'. El mástil era de palorrosa. La Gretsch de Joaquín es de color caoba, y suponemos que debió de ser de las primeras en España. Desde luego, es la primera que conocemos que esté documentada en cuanto a su fecha. La pala no lleva aún placa de metal. En la segunda foto que acompaña a este artículo, podéis ver a Joaquín (a la derecha del todo) con su flamante Gretsch nueva, colocada en posición invertida. Interesante, ¿verdad?

Nota de Pop Thing: si la Gretsch de Joaquín Torres no fue la primera en llegar a España, entonces debió serlo la que Juan Pardo utilizó en Los Brincos. Se trataba de una Gretsch 6131 Jet FireBird . No se sabe muy bien si Juan ya la tenía antes de la formación del grupo (parece ser que trajo una eléctrica de Estados Unidos a principios de los 60) o si la adquirió a finales de 1964, cuando el grupo viajó a Londres para comprar instrumentos nuevos y amplificadores Vox. Según Manolo González, la Gretsch de Pardo "tenía herrajes dorados y debía ser algo dura de tocar, porque Juan siempre acababa los conciertos con los dedos sangrando". ¡Uff!

Escrito por Equipo de Pop Thing el 13 de Noviembre de 2007 · 03:44 PM

Anterior
Siguiente
Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..