Cargando
  28 de Febrero de 2022

Merseybeat con Rory Storm & The Hurricanes: el libro de Anthony Hogan

rorystorm2red.jpg¿No tenéis la sensación de que la historia ha sido injusta con Roy Storm y sus Hurricanes? Su papel queda relegado a un segundo o tercer plano, casi una curiosidad del Mersey Beat, una nota de color, el grupo del que salió Ringo Starr y muy poco más. Muchas veces, se le trata con cierto desdén: que si Rory no era un gran cantante, que si el grupo no tocaba muy bien, que si estaban pasados de moda para 1962. ¿Y si todas estas ideas fuesen prejuicios, mantenidos por autores que ni siquiera los conocieron? Prejuicios que se han ido transmitiendo de libro en libro y que han hecho flaco favor a estos pioneros del Mersey Sound. Mucho de esto ha habido, aunque la situación se corrigió en 2016, cuando Anthony Hogan publicó su obra sobre el quinteto de Liverpool. Hogan puso las cosas en su sitio y dio su lugar a Alan Caldwell y sus chicos.

Lo que hizo el autor fue hacer una investigación muy seria, acudiendo tanto a las fuentes documentales (prensa, diarios de miembros del grupo, contratos) como a testigos directos de la carrera de Rory Storm & The Hurricanes. Además, contó con el apoyo de un fundador de la banda (Walter Eymond, más conocido como Lou Walters) y de Iris Caldwell, la hermana de Rory. Lo que buscaba Anthony Hogan eran hechos, hechos fundados y corroborados. Así, las sorpresas comienzan pronto en este libro de 190 páginas: el grupo de skiffle de Rory empezó a tocar en 1956, fue uno de los dos o tres primeros de Liverpool. En 1958, el grupo ya se había pasado al rock and roll y empezaba a tocar con guitarras eléctricas y amplificadores: fue el primer conjunto de Liverpool que dio ese paso, adelantándose con diferencia a todos los demás. En 1959, estrenaron el primer bajo eléctrico del Merseyside, un Framus que causaba admiración entre los chavales. En resumen: cuando The Quarrymen y docenas de grupos similares todavía hacían skiffle, Alan Caldwell, Lou Walters, Johnny 'Guitar' Byrnes, Ty O'Brien y Ringo ya eran todo un grupo de rock and roll, el único de la ciudad. Sólo por eso, eran reverenciados por los adolescentes que estaban aprendiendo a tocar. Y esto incluía a los que luego serían Los Beatles. Rory y su banda sentaron las bases del Mersey Beat.

Anthony Hogan desarrolla la historia de Rory Storm & The Hurricanes en sentido cronológico, introduciendo en orden a los protagonistas, según se van incorporando a la trama. A todos se los sitúa en su entorno familiar, de forma que, en el caso de los Caldwell, se llega a conocer bien cómo era la vida doméstica en el 54 de Broad Green Road. algo importante, porque esa casa se convirtió en refugio de muchos grupos de la ciudad, Los Beatles incluidos. Tan querida era Violet, la madre de Rory, que, cuando Los Beatles ya eran mundialmente famosos, seguían llamando por teléfono para charlar, incluso hacían visitas de riguroso incógnito. También la avisaban de cuándo iban a salir por la televisión, para que luego opinase sobre la actuación.

Ya hemos dicho que el libro desmiente mucha información errónea sobre el grupo. Rory no fue sólo un deportista aficionado, era tan buen atleta que llegaron a tenerle en cuenta para participar en los Juegos Olímpicos de Roma, en 1960. Era un buen cantante, aunque las grabaciones en directo no siempre le han hecho justicia. Los Hurricanes también eran un buen grupo, bien ensayado en las largas sesiones de Hamburgo y Butlins. Y eran una banda estable que mantuvo la formación hasta verano de 1962, cuando se marchó Ringo. Tampoco es verdad que se quedasen sin trabajo en los clubes de Liverpool, a medida que otros nuevos grupos aparecían: Rory & The Hurricanes nunca dejaron de tener un público fiel y una agenda completa (Cavern, Iron Door, Jacaranda, St Luke's Hall, Locarno Ballroom) hasta que las obligaciones familiares les obligaron a separarse en 1965.

Además de poner coto a la información equivocada, From A Storm To A Hurricane ofrece multitud de datos inéditos sobre el quinteto. Son demasiados como para resumirlos aquí, pero valgan como ejemplos la visita que el grupo hizo a España en 1965 (con cobertura de la prensa y todo), la estancia de Rory en Benidorm a finales de los 60, su trayectoria profesional a comienzos de los 70 y los detalles del triste, terrible accidente que acabó con la vida del cantante en 1972 y conmocionó a todo Liverpool.

Si la reivindicación que Anthony Hogan hace en su libro te parece interesante, no tardes en comprar tu ejemplar, porque, en el momento de escribir este artículo, se han cumplido ya seis años desde que Amberley Publishing lo publicó en el Reino Unido. La editorial todavía lo tiene en catálogo, pero está empezando a desaparecer de algunas conocidas librerías de Internet.

Extra Bonus Info: Rory sufrió una seria tartamudez desde niño, muy probablemte causada por el trauma sufrido por los terribles bombardeos que padeció Liverpool durante la Segunda Guerra Mundial: Rory tenía sólo dos años cuando eso sucedió. Sin embargo, la tartamudez no se manifiesta al cantar, de hecho, cantar era parte de la terapia que se aconsejaba para aliviar este transtorno del habla. Rory, por tanto, no tartamdeaba al cantar y eso era una liberación para él. Alan nunca dejó de ser tartamudo, aunque mejoró por temporadas, usando técnicas sencillas. La estabilidad personal también le ayudaba mucho.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 28 de Febrero de 2022 · 06:02 PM

Anterior

ARCHIVO NOTICIAS

¿Te has perdido alguna noticia de Pop Thing? Aquí agrupamos todas las notas que hemos escrito a lo largo del tiempo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..