Cargando
  10 de Julio de 2013

Pekenikes: sus discos en Hispavox

Los Pekenikes, en los 60Los Pekenikes, pioneros donde los haya, se formaron en 1959, pero no ficharon con una discográfica hasta 1961. El sello era Hispavox y allí se quedaron durante una larga década. Esto quiere decir que todas las fases de la mejor época del grupo, pueden seguirse sin cambiar de compañía. Y la continuidad es importante, sobre todo para el estudio de la evolución de Los Pekenikes y también para de las reediciones posteriores, que son más fáciles de armar. Precisamente de esto hablamos hoy, de las reediciones de Rama Lama.

Rama Lama ha reeditado prácticamente todo lo que Los Pekenikes grabaron con Hispavox entre 1961 y 1971. Como la cantidad de material es muy considerable, lo ha hecho en dos compactos dobles, uno (Pekenikes. Los primeros años) que cubre los años 1961 a 1965 y otro (Pekenikes. Instrumentales de su época dorada) que recopila lo grabado entre 1966 y 1971. Si se escuchan juntos, se puede recorrer toda la trayectoria del grupo, en orden cronológico, pasando por todas las etapas del conjunto madrileño. Y esto es lo que hace que la experiencia sea estupenda, porque se puede apreciar cómo crecieron y maduraron Los Pekenikes, cómo fueron definiendo su estilo. Empezaron con un nivel que ya era alto y fueron ascendiendo.

Pekenikes. Los primeros años nos sitúa en la línea de salida. En 1961, el grupo tenía ya muchas tablas. También tenía cantante, una constante que se mantendrá hasta 1966. El sexteto madrileño se estrenó en Hispavox con Eddy Guzmán como vocalista, pero el filipino se marchó antes de finalizar 1961, así que en el segundo EP ya apareció Junior, que se quedó entre 1962 y 1963, para ceder el micrófono a un Juan Pardo recién salido de Los Teleko (1963-1964), que a su vez se lo entregó a José Barranco (de Los Estudiantes) cuando Los Brincos empezaron a ensayar. Barranco permaneció en su puesto en el 64 y el 65 y, cuando se fue para formar Los Flecos, fue sustituido por Eddy Guzmán, que se reincorporó para poner la voz en el último EP cantado del grupo. Curioso círculo el de los vocalistas, ¿verdad? Y sin embargo, pese a insistir con los cantantes, Los Pekenikes grabaron algún que otro instrumental suelto desde sus primeros EPs, como 'Apache' y 'Jinetes en el cielo' (primer EP, 61), 'Viento inca' (tercer EP, 62) y, por supuesto, 'Los cuatro muleros' (séptimo EP, 64), su primer gran éxito de ventas, nada menos que un Disco de Oro.

¿Cómo sonaban Los Pekenikes en estos primeros once EPs (registrados entre 1961 y 1965) y qué repertorio tenían? En cuanto al sonido, sorprende mucho lo digno que era desde el principio, teniendo en cuenta la precariedad de los medios con los que contaba Hispavox en el año 61: la compañía todavía no había inaugurado sus estudios en la Calle Torrelaguna de Madrid y las grabaciones, supervisadas por Enrique Martín Garea, se hacían en unos estudios de doblaje de la Plaza Mayor y en el salón de actos del Colegio de Areneros. Luego, ya casi a mediados de los 60, los nuevos estudios y la intervención de Rafael Trabuchelli llevaron el sonido de la casa a niveles europeos. Pero tenemos que insistir en lo agradable que es escuchar el material previo a la llegada del productor italiano. Por citar un ejemplo, la ya mencionada 'Viento inca' (62) da toda la impresión de haber sido grabada en el extranjero, en vez de en el centro de Madrid. ¿Y el repertorio? Los Pekenikes de los primeros sesenta hacían montones de versiones del rock and roll y el pop que llegaba desde Estados Unidos y Gran Bretaña: canciones de Cliff Richard & The Shadows, el 'Watch Your Step' de Bobby Parker, el 'Locomotion' de Little Eva, 'Da Doo Ron Ron' de The Crystals, 'La Bamba' y muchas otras. Con la llegada de Los Beatles, el grupo se acercó a los nuevos ritmos británicos, hizo versiones de los Fab Four y afiló las guitarras, con frecuentes guiños al R&B inglés, ya fuese en sus propias composiciones o en adaptaciones de canciones populares españolas, como 'Tengo una muñeca' (65), que se anticipó al contundente sonido que Los Salvajes hicieron popular en 1966. Mención especial para 'Estoy bien' (65), un tema bárbaro.

Pekenikes. Instrumentales de su época dorada es el segundo doble CD que Rama Lama dedica a Los Pekenikes y, como adelantábamos más arriba, empieza donde acaba el primero. En 1966, el conjunto volvió a quedarse sin vocalista y decidió no buscar un sustituto. En lugar de eso, se concentraron en componer instrumentales, para seguir el camino que ya les había dado el éxito en 1964. Con la ayuda de Trabuchelli, posiblemente con los arreglos de Waldo de los Ríos y quizás con la ayuda de algún que otro músico de estudio proveniente del jazz (Pedro Iturralde), Los Pekenikes facturaron un álbum clásico del pop, con un marcado aire español, muy característico, y un sonido estéreo que impresiona por su claridad y definición: las guitarras, el bajo, la batería, la sección de viento, todo les quedó perfecto. De las doce canciones de Pekenikes, la mayoría son propias o adaptadas de canciones clásicas españolas (de Isaac Albeniz, por poner un ejemplo), aunque también hay una dinámica versión del 'You Can't Sit Down' de The Dovells, que Alfonso Sainz firmó como suya. El LP fue un exitazo y también lo fueron los sencillos que se extrajeron de él (en agosto de 1966, 'Hilo de seda' llegó al número cuatro de las listas de ventas nacionales, mientras que 'Lady Pepa' fue número uno entre finales de ese mismo año y comienzos de 1967). ¡El grupo estaba en su mejor momento!

Pekenikes II, que también está incluido en este recopilatorio, salió en 1967 y fue la continuación del LP anterior, con similar planteamiento y una clara influencia del soul, que no estaba presente en el LP del 66. Era casi igual de bueno y estaba repleto de canciones magníficas ('Robin Hood', 'Piccadilly', 'Felices 20', 'Embustero y bailarín', 'Corelli' y otras más). No llegó tan alto como su predecesor, pero sirvió para instalar a Los Pekenikes en la parte baja del Top 20, donde se mantuvieron con comodidad hasta 1969, año en que lanzaron ¡Alarma! (su tercer disco de larga duración) y se colaron de nuevo en el Top 5 nacional de ventas. ¡Alarma!, Sus seguros servidores que estrechan su mano (el LP de 1971) y varios sencillos de esos años, aparecen igualmente en este segundo doble compacto de Rama Lama.

Está claro que Los Pekenikes aprovecharon el tiempo en la década de los 60. Esto queda demostrado por las 97 canciones que se recogen en los dos recopilatorios que nos han ocupado hoy. Y ahora que has leído nuestro artículo, ¿no te dan ganas de escucharlas todas, una detrás de otra? ¡Rama Lama nos lo ha puesto bien fácil!

Escrito por Equipo de Pop Thing el 10 de Julio de 2013 · 07:40 AM

Anterior
Siguiente

ARCHIVO NOTICIAS

¿Te has perdido alguna noticia de Pop Thing? Aquí agrupamos todas las notas que hemos escrito a lo largo del tiempo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..