Cargando
  13 de Marzo de 2013

Standells: Larry Tamblyn al habla

The Standells, en 1966The Standells, qué sorprendentes. Para nosotros, son lo más parecido a The Rolling Stones que hubo en los Estados Unidos de mediados de los 60. Son el equivalente. Y no es que quisiesen parecerse, es que el grupo transmitía esa misma sensación de rebeldía, sin pretenderlo. Lo suyo no era provocar por provocar, pero, de hecho, lo hacían. Eran demasiado atrevidos. Se juntaron en el año 62 y acabaron su transformación en el 65. Siempre hemos querido saber cómo lo hicieron, qué pasó entre 1963 y 1965. Larry Tamblyn, organista y fundador, contesta muy amablemente a nuestras preguntas.

Entre 1963 y 1965, antes de ser famosos, Los Standells estaban muy al tanto de los nuevos sonidos que llegaban desde Gran Bretaña. No cambiaron de la noche a la mañana, fue un proceso muy progresivo, que se aceleró entre marzo y diciembre de 1965: en sus famosas apariciones en La familia Monster o en The Bing Crosby Show, a comienzos del 65, el cuarteto todavía parecía relativamente convencional, pero unos meses más tarde, daban una impresión distinta. Comencemos:

1. Bienvenido a Pop Thing, Larry, es un placer que nos acompañe hoy. Vamos a empezar con las preguntas. Muy poca gente lo sabe, pero The Standells fueron uno de los primeros grupos de Estados Unidos que respondieron al desafío de Los Beatles. En la segunda mitad de 1963, Los Standells llevaban el pelo muy largo, aunque luego se lo tuvieron que cortar para poder tocar en ciertos clubes. ¿A The Standells les interesaba más la imagen o el sonido de Los Beatles?

Larry Tamblyn: "Muy buena pregunta. Al principio, Los Beatles hacían bastantes versiones. Por ejemplo, ellos tocaban 'Twist & Shout' y nosotros también. Así que tratamos de parecernos a ellos en lo visual. Pensábamos que llevar el pelo largo era genial. Ya nos vestíamos con trajes similares a algunos que habíamos visto en fotografías de Los Beatles, así que todo fue muy natural para nosotros".

2. The Standells ficharon con Liberty en 1964 y, después de dejar esta compañía, firmaron con Vee Jay, con la que sacaron un par de sencillos, en enero y abril de 1965. En la cara B de uno de estos últimos, había una versión de 'Big Boss Man', la canción de Luther Dixon que popularizó Jimmy Reed. A nosotros, nos suena un poco como a los Stones de los primeros meses de 1964. Está claro que muestra el camino que el grupo iba a seguir. ¿Qué recuerda de estas grabaciones?

Larry Tamblyn: "Bueno, el problema que tuvimos fue el de los productores con los que nos hicieron trabajar: Dick Glasser en Liberty y Sonny Bono en Vee Jay. Los dos trataron de convertirnos en algo que no éramos. Yo había escrito una canción que se titulaba 'Shake' y que tenía un potente sonido rocanrolero; Glasser le cambió el arreglo, la transformó y acabó sonando como una mezcla entre una polka y un tema de doo-wop. Increíble. Sonny Bono, a quien yo admiraba mucho, intentó que sonáramos como The Righteous Brothers, con los que no teníamos nada que ver. 'Big Boss Man' fue la cara B de 'Don’t Say Goodbye', otra canción que no era de nuestro estilo. En la grabación de 'Big Boss Man', Bono sí que nos dejó hacerlo como nosotros quisimos. Yo creo que tenía que haber sido la cara A".

3. El grupo conoció al productor Ed Cobb a finales de 1965, después de que el grupo fichase con Tower Records, un subsello de Capitol Records. Mucha gente piensa que Cobb cambió la imagen y el sonido de Los Standells para convertir a la banda en la respuesta estadounidense a Los Rolling Stones. Sabemos que esto no es cierto, porque el grupo ya había logrado su propio sonido antes del encuentro con Cobb, ¿verdad?

Larry Tamblyn: "Es la primera vez que me dicen que The Standells fueron los Rolling Stones de Estados Unidos. La historia de que Ed nos hizo parecer y sonar más duros empezó a divulgarse a raíz de un texto que salió en un recopilatorio que sacó Rhino Records y que se titulaba 'The Best Of The Standells'. Lo escribió Harold Bronson, el fundador de la compañía, quien también dijo en esas mismas notas que, antes de conocer a Ed Cobb, éramos unos chavales formales y que Ed fue el que nos cambió por completo, a la manera del doctor Jekyll y Mr. Hyde, alterando nuestra imagen y nuestro sonido. Nada de esto es cierto. No culpamos a Bronson de lo que escribió, porque la información se la facilitó Greengrass Productions, que es la compañía del propio Cobb. Lo que nos preguntamos es por qué no nos consultó a nosotros antes de imprimir ese sinsentido. Lo que sí es verdad es que Ed fue el primer productor que se dio cuenta de cómo éramos realmente. Ahí sí que le otorgamos el crédito que se merece".

4. 'Dirty Water' se grabó en Los Ángeles, a finales de 1965, en el estudio de Armin Steiner. ¿Era el primero, el que tenía en su garaje, o el segundo, el que tuvo en Sound Recorders? Sabemos que el primero era un buen estudio, que la Motown solía usar a menudo. Tenía una grabadora Ampex de tres pistas. ¿Qué recuerda de todo esto?

Larry Tamblyn: "En mi opinión, Armin Steiner era un auténtico genio. Muchos no se dan cuenta de esto, pero es verdad que su estudio estaba en lo que había sido el garaje de su casa, en la parte de atrás. Sí, podría decirse que el 'Garage Sound' nació allí. Recuerdo aquel sitio muy bien. No tenía aire acondicionado, las paredes estaban cubiertas de paneles de fibra de vidrio y el local olía a vestuario de hombres. Sólo grabamos 'Dirty Water' y 'Rari'. Había que hacerlo bien a la primera. Casi no se podía añadir nada ni alterar el sonido con trucos o aparatos. Como decís más adelante, el resto de lo que fue nuestro primer álbum se grabó en el estudio de Kearney Barton, en Seattle".

5. A 'Dirty Water' le costó bastante tiempo convertirse en un éxito, casi cinco o seis meses. Para entonces, a mediados de 1966, Los Standells estaban tocando en Florida. Ed Cobb pidió al grupo que volase a Seattle para grabar el primer LP. Las grabaciones se realizaron en Audio Recording, el estudio de Kearney Barton, el padre del 'Northwest Sound', quien había grabado también a The Sonics, The Kingsmen y muchos otros. ¿Usted cree que Cobb estaba al tanto de esto?

Larry Tamblyn: "En realidad, nosotros estábamos tocando en Seattle, estado de Washington, y fue Ed Cobb el que voló hasta allí para grabar el primer LP en el estudio de Barton. Lo hicimos en tres días. Cobb empleó ese estudio por pura necesidad. A Barton le traía sin cuidado Ed Cobb, o por lo menos eso es lo que dice el libro 'Love That Dirty Water. The Standells And The Improbable Red Sox Victory Anthem'. 'Dirty Water', el sencillo, empezó a despegar en Orlando, Florida, donde una pequeña emisora de radio (la WLOF) ponía la canción. De ahí, la popularidad se extendió a Miami, también en Florida, y de allí al resto del país. Nos aprovechamos de la situación e hicimos una gira por Florida y otros estados del sureste de Estados Unidos, mientras 'Dirty Water' iba subiendo poco a poco en las listas. ¡Fue una experiencia increíble pasar de tocar en pequeños clubes nocturnos a tocar para multitudes llenas de chicas gritando!".

6. 'Dirty Water' entró en el Top 10 de Estados Unidos en el verano de 1966 y, como se suele decir, el resto es historia. ¿Dónde grabaron Los Standells su nuevo material, después de 'Dirty Water'?

Larry Tamblyn: "Casi todo lo que hicimos después (canciones como 'Why Pick On Me', 'Riot On Sunset Strip', 'Try It' y muchas otras) lo grabamos en el American Recording Studio, con Richie Podolor y Bill Cooper como ingenieros de sonido".

7. Larry, podríamos seguir haciéndole preguntas durante horas, pero sabemos que está usted ocupado, así que vamos a ir con las dos últimas cuestiones. ¿Qué puede contarnos de los royalties que el grupo ganó en los 60? ¿Pagaron Tower Records y los mánagers?

Larry Tamblyn: "Los Standells habíamos firmado un contrato con Greengrass Productions, quien, a su vez, nos hizo firmar otro con Tower Records. No, no creo que los royalties que cobrábamos fuesen los adecuados, como les pasó a tantos artistas en aquella época. De hecho, nosotros reescribimos por completo 'Dirty Water', le cambiamos los arreglos, añadimos parte de la letra, pero nunca nos lo reconocieron. Pero así eran las cosas entonces, esto es lo que les pasaba a muchos otros grupos. Sólo sabíamos de música, casi no teníamos ni idea de negocios".

8. La última. Los Standells siguen en marcha hoy, tocando por medio mundo. Incluso grabaron un nuevo álbum en 2011, ¿verdad?

Larry Tamblyn: "Hemos actuado mucho estos últimos años. En 2010, estuvimos en Europa. Tocamos en seis países, también en España, en Madrid. Esperamos volver. En 2011, aparecimos en el SWSX Festival y, en 2013, estaremos en el Monterey Summer Festival Of Love. En cuanto al nuevo disco, sí, lo empezamos en 2011, en San Francisco, pero desde entonces han cambiado muchas cosas. Las primeras canciones que grabamos eran de un nuevo miembro del grupo, que además las cantaba. No nos entendíamos con él y acordamos que se marchara. Decidimos empezar de nuevo y fue una buena idea. Montamos un estudio de grabación en un garaje y nos tomamos nuestro tiempo para hacer unas canciones que son de lo mejor que hemos grabado. Dick Dodd, un miembro original de Los Standells, se nos ha unido hace poco y ha compuesto un tema. También ha escrito varios Mark Adrian, nuestro nuevo guitarrista y cantante. Casi todo el álbum lo hemos compuesto nosotros. Yo, además de tocar en el disco, también soy el productor e ingeniero de sonido. Lo estamos acabando ahora mismo y esperamos que se ponga a la venta entre marzo y abril de 2013. ¡Cuando lo escuchéis, sabréis que son Los Standells los que suenan!".

9. Bien, Larry, aquí tiene su oportunidad para saludar y decir lo que quiera a nuestros lectores y a los fans del grupo. Adelante.

Larry Tamblyn: "¡Nos encanta tener fans por todo el mundo! Muchísimas gracias por vuestro apoyo. Nos encantaría volver a Europa y también hacer una gira para nuestros amigos de Sudamérica. ¡Quizá sea pronto! Gracias y encantado.".

Extra Bonus Info: esta entrevista se realizó entre el 11 y el 19 de febrero de 2013. El libro que Larry menciona lo publicó la editorial Rounder Books en Estados Unidos, en el año 2007. Se trata de la biografía de Los Standells más completa que existe a día de hoy, aunque la obra también habla de la conexión entre los Red Sox de Boston (el conocido equipo de béisbol) y el grupo. Como sabréis, 'Dirty Water' es el himno oficial de los Red Sox y se pone en la megafonía del estadio de Fenway Park cada vez que se gana un partido. Es una arraigada tradición deportiva.

Escrito por Equipo de Pop Thing el 13 de Marzo de 2013 · 07:10 AM

Anterior
Siguiente

ARCHIVO NOTICIAS

¿Te has perdido alguna noticia de Pop Thing? Aquí agrupamos todas las notas que hemos escrito a lo largo del tiempo:

Cerrar Esta web utiliza cookies para realizar estadísticas de su uso y navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso..